Rafa Sanz: “Los valores hay que entrenarlos y fomentarlos”

.

El confinamiento da para muchas reflexiones, y ha servido, además, para transmitir dichos pensamientos por parte de los principales actores del deporte. Entre ellos varios cordobeses. Uno de los que ha hecho públicas recientemente varias consideraciones ha sido Rafa Sanz, que ha sido protagonista del 'Cara a Cara' de la Federación Andaluza de Baloncesto, donde ha participado junto a Juanma Pino, técnico de gran relevancia en las categorías inferiores del Real Betis. Ambos debatieron sobre la influencia de los valores en el estilo de juego, un tema en el que ha tenido mucho que decir el preparador cordobés.

Rafa Sanz es todo un histórico en las distintas categorías de la Federación Española de Baloncesto, pues acumula 19 temporadas en los banquillos, y particularmente en LEB, donde ha permanecido nada menos que 15 campañas (4 en Plata y 11 en Oro). Su paso por clubes como Juventud de Córdoba, La Palma, Tenerife, Orense o Plasencia, en liga LEB, y Alcázar, BBall y Cordobasket, en EBA, pueden atestiguar su buen desempeño, pues ya con 19 años era entrenador superior. Además, también ha podido ejercer su magisterio en la selección andaluza cadete masculina durante un par de temporadas. Es por ello que tiene claro que “los valores hay que entrenarlos y fomentarlos, y es muy importante que sean parte del plan estratégico de una entidad”. Asimismo, subraya que “para mí hay dos esenciales, el tema de la responsabilidad y de la honestidad”. 

En lo que respecta a la propia faceta del entrenador, Sanz reconoce que “muchas veces somos muy reservados, y queremos que los demás piensen como nosotros pero no decimos lo que nosotros tenemos en la cabeza”. Además, sobre la relación con los padres admite que “las reuniones con la familia al principio son fundamentales, para explicar esos valores, cuál es el rol de cada jugador dentro del equipo, las expectativas que hay sobre él y esa mano izquierda para poner a los padres en el lugar preciso”. De hecho, el técnico detalla que “hoy en día hemos colocado a los padres en un papel de transportistas, socios, sponsors…un papel muy relevante”, por lo que “está claro que no podemos mantenerlos al margen. Yo creo que hay que integrarlos de una forma adecuada y quizá a nosotros a veces nos falta un poco de pedagogía. A veces nosotros queremos que lo den todo y permanezcan en silencio, pero es que hay clubes que sobreviven por la voluntad de los padres”. 

Así, la transmisión de valores resulta imprescindible a su juicio, también con los propios jugadores, ya que “no podemos sembrar el egoísmo, hablando de una manera incorrecta, hablando mal de otro. El ejemplo es un buen camino para que los demás aprendan” y “nosotros debemos ser más rígidos con nuestro comportamiento”. En lo que respecta a su experiencia recalca que “lo importante es que los valores de la entidad vayan todos en la misma sintonía. Entonces eso va solo”, ya que “yo eso lo he visto cuando he estado en clubes varios años seguidos. Se nota cuando todo el mundo rema en una misma dirección, y no cuando hay ocho clubes dentro de un club. Yo siempre digo que ficharte te dicha cualquiera, aunque ahora está difícil, pero renovarte no te renueva cualquiera”. 

Sobre el juego en sí, Rafa Sanz puntualiza que “cuando hay dos jugadores sin amenaza exterior eso se colapsa, por lo que el tiro es muy importante” aunque él da mayor relevancia al pase, “que va muy ligado con la honestidad. Cuando tú tienes el balón y se lo tienes que dar a un jugador con el que recientemente has tenido una discusión, por ejemplo en defensa, y se lo pasas bien, eso habla muy bien del jugador. Y no siempre pasa. El jugador que pasa bien es el que de verdad sabe jugar al baloncesto y, además, es honesto”. Una reflexiones que finalizaron con los estudios como protagonistas, sin duda otra vínculo imprescindible en los valores. “Por respeto al futuro del jugador, baloncesto y estudios deben ir de la mano. Y desde los clubes tenemos que favorecer, con los horarios, a veces con los permisos para un examen. Cuando se habla de crear una liga universitaria, yo digo bueno vamos a intentar que, con lo que hay, seamos capaces de favorecer. Con las cantidades que se pagan no podemos pretender que cualquier chaval ponga todos los huevos en la misma cesta”, apostilla.

Etiquetas
stats