Quintanilla también cruza la puerta de salida

Álex Quintanilla, en un entrenamiento del Córdoba | MADERO CUBERO

La dirección al cruzar la puerta es casi única hoy por hoy. Nada de doble sentido en el movimiento. Porque son muchas más las salidas que las entradas que por ahora se contabilizan. Cinco son las bajas, en concreto, que acumula ya el Córdoba en lo que va de verano. Cuatro en relación a la plantilla de la pasada campaña. La última es la de Álex Quintanilla, que desde este jueves deja de pertenecer a la disciplina califal. Así lo ha anunciado el propio club a través de sus canales oficiales de información. El central abandona la entidad tras una temporada y media y cuando aún le restara un año de contrato. Su despedida tiene lugar con un acuerdo de rescisión, que sucede en sólo unas horas al que alcanzara el conjunto blanquiverde con Loureiro.

“El Córdoba CF y Álex Quintanilla han llegado a un acuerdo para que el jugador deje de pertenecer a la disciplina blanquiverde”, ha informado la entidad en un comunicado. “El club le desea la mayor de las fortunas en sus nuevos retos profesionales”, añade en su escueta nota publicada en la web oficial. Cabe recordar que, en efecto, el central tenía aún vinculación hasta 2020. La ruptura de su contrato es la quinta que lleva a efecto el conjunto blanquiverde desde que terminó la pasada campaña. Antes tuvieron lugar los acuerdos con Carrillo, Jaime Romero, Josema y el mencionado Loureiro. En cada caso la situación fue diferente, pero la mayoría no deseaba continuar en el club tras el descenso a Segunda B.

Alexander Quintanilla Urionabarrenetxea (Bilbao, 1990) recaló en el Córdoba en los días finales del mercado de invierno de 2018. El suyo fue uno de los fichajes del club tras la compra por parte de Jesús León. Lo efectuó el director general deportivo, Luis Oliver, que llegó de la mano del montoreño. Su inicio en el cuadro califal no fue bueno, ya que quedó relegado a un segundo plano ante Aythami y Jesús Valentín -otros dos refuerzos en esa ventana de contrataciones-. La lesión del segundo abrió la puerta del once al zaguero, que desde entonces pasó a ser titular indiscutible. Disputó un total de 13 encuentros y además marcó dos goles, uno de ellos realmente importante. Fue el que anotó en Reus, que adelantó en ese momento a los blanquiverdes. Ocurrió en la penúltima jornada del campeonato y sirvió, con el 1-2 de Aythami tras el empate de los catalanes, para salir del descenso muchos meses después.

Tras un gran papel en la 2017-18, el vasco fue de más a menos hasta perder incluso su sitio en el once en determinadas fases de la pasada temporada. Si bien arrancó como uno de los baluartes para el cuadro califal, sus actuaciones fueron discretas y por momentos negativas. Con todo, jugó 30 partidos de Liga y otros dos de Copa. El tramo final de la campaña lo pasó fuera de los terrenos de juego debido en parte, ya en las postrimerías, a una lesión y otros problemas físicos. Aunque el entonces técnico del Córdoba, Rafa Navarro, le señaló positivamente por “querer estar” en A Coruña, su intención entonces parecía ser la de abandonar la entidad. Finalmente sucedió esto último con una salida acordada con la dirección deportiva de la entidad, desde hace un par de semanas bajo la responsabilidad de Alfonso Serrano.

Etiquetas
stats