“Sólo queremos que dejen jugar a mi hijo al fútbol”

Bonilla, en la concentración de la selección española sub 17.
José Bonilla, internacional sub 17 del Córdoba juvenil, permanece en la grada porque su familia y su representante no aceptan el contrato que ofrece el club | El padre del delantero asegura que el trato que recibe su hijo "es una barbaridad"

Miles de niños juegan cada fin de semana en los campos de fútbol de Córdoba. Un centenar llegará a participar en alguna selección provincial. Una media docena podría vestir la camiseta de la andaluza. Y cada cierto tiempo, quizá cada uno o dos años, algún talento en ciernes puede ser llamado a una concentración de la selección española. Después, si se deja el pellejo trabajando y la suerte le acompaña, puede que le llegue el momento de jugar un partido con España. A veces sucede. A José Bonilla Gañán (Córdoba, 1999) le ha tocado protagonizar ese episodio de éxito. El pasado 20 de enero, el delantero debutó con España en un partido ante Italia en Grecia. Ese instante de gloria le abrió, contra todo pronóstico, las puertas a una pesadilla. Ha desaparecido de las alineaciones de su equipo, el Córdoba CF de Liga Nacional Juvenil, porque el club ha vetado su presencia en los partidos como medida -de represalia o de presión- por no haber aceptado el contrato profesional que le ofrecía. Su irrupción en las divisiones inferiores de La Roja cambiaba sus condiciones. La situación fue desvelada por Diario Córdoba justo unas horas después de que el Córdoba CF presentara, con su presidente Carlos González a la cabeza, una alianza con clubes cordobeses para potenciar la cantera "y hacer que el mayor número de niños cumplan su sueño de jugar en el primer equipo de la ciudad", según declaró el mandatario.

La situación está así: Bonilla lleva cuatro partidos consecutivos sin salir al campo, justo el tiempo que hace que su familia y su representante comunicaron al club que tenían que discutir los términos del nuevo contrato que se les presentó por iniciativa del Córdoba. ¿Qué está pasando? "La respuesta es muy fácil. Cualquiera que tenga un hijo y dos dedos de sentido común se puede hacer de una idea de lo que estamos pasando. ¿Cómo le explicas tú a un niño de 16 años, que lleva jugando desde que tenía 5, lo que está viviendo? Hablamos de un niño que lleva años trabajando, llevando el deporte con sus estudios, entrenando y viajando por pueblos porque quiere ser futbolista. Está viviendo un gran experiencia y de la noche a la mañana, alguien decide, por el artículo 44, que el niño no juega". Así lo ha relatado su padre, José Bonilla, en el programa deportivo de Radio Córdoba Cadena SER. El progenitor sigue aguardando que el Córdoba se dirija a él "como padre del menor" para que "donde quieran, como quieran y cuando quieran" puedan hablar "de lo que haga falta". "Pero al niño que lo dejen jugar", ha apostillado.

Bonilla, que en la pasada temporada fue el máximo goleador en la Andaluza Cadete, milita actualmente en el equipo de Liga Nacional. "Él tiene un acuerdo de formación por cuatro temporadas, que se firmó en septiembre. Nosotros encantados y el niño también. Hasta que llegó el momento de ir a la selección andaluza y después, como hizo las cosas bien y tuvo suerte, llegó la convocatoria para los entrenamientos con la selección española. Después de que debutara con la selección ante Italia, el pasado 20 de enero, el club  nos propuso cambiarle el contrato a profesional", relata su padre, quien expone que en ese momento todo dio un giro inesperado. "Nosotros eso lo vimos como un gesto bueno y bonito de reconocimiento al jugador. Entonces les pedimos el borrador para poder analizarlo tranquilamente. Estamos hablando de un proyecto de futuro para un niño de 16 años. Cuando lo vimos, pues creemos que no es algo que resulte bueno para los intereses de nuestro hijo", ha expresado en la SER. Según fuentes cercanas a la negociación, el nuevo pacto contemplaba una subida de la cláusula de rescisión -de 500.000 a 2 millones de euros- y un salario mínimo. Y ahí comenzó el calvario: "En ese momento nos dijeron que teníamos que firmarlo sí o sí. Desde entonces tomaron la decisión de que el niño no jugara. Ya lleva cuatro semanas consecutivas sin hacerlo. Él es un deportista nato, un niño que quiere ser futbolista y que está encantado de estar donde está, en el Córdoba de Liga Nacional. Él lo que quiere es jugar. Y aquí estamos".

José Bonilla padre lleva mucho tiempo vinculado al fútbol como presidente del Martos CD, un histórico andaluz que milita en el Grupo IX de Tercera. "Un poco sé de esto", ha dicho, para apuntar que "es una auténtica barbaridad el trato que le están dando a mi hijo". Bonilla insiste en que desde el Córdoba no le han dicho absolutamente nada más desde que les comunicaron que no iban a firmar el nuevo contrato. Ni a él ni a su hijo. "El niño no recibe ninguna comunicación. Entrena normalmente y cuando llega el día de la convocatoria, el entrenador le dice que no le dejan que juegue. Ésas son las palabras textuales que le transmite el entrenador. En ningún momento se ha dirigido a mí nadie del club, como padre del jugador que soy. El pasado 15 de enero, el señor Alejandro González me dijo que en unos días, el 18 o el 19, hablaríamos. Pero nunca más se ha dirigido a mí. No tenemos noticias del club y lo que queremos es que esto se solucione. Y todo pasa por que dejen jugar al niño".

El jugador ha seguido una excelente progresión en las filas del equipo de Liga Nacional, a las órdenes de David Sanz, confirmando las cualidades que le llevaron a marcar 32 goles en 29 partidos en la pasada campaña. Tras sus actuaciones brillantes en la selección andaluza y el debut con la española sub 17, su situación resulta de lo más extraño. "El niño trata de mantenerse fuerte, plantearse objetivos y seguir trabajando y jugando al fútbol. Él no quiere saber nada de contratos ni nada. Él no entiende ni entenderá en la vida lo que está haciendo. A ver si alguien deja al margen los temas que tengamos que hablar nosotros, pero a él que le dejen jugar", declara su padre. Este sábado, el equipo cordobesista de Liga Nacional se desplaza a Sanlúcar de Barrameda para disputar su partido en El Palmar ante el Sanluqueño. ¿Qué pasará con Bonilla?

Etiquetas
stats