¿Qué más queréis?

El base Carlos García entra a canasta | TONI BLANCO
Un Bball Córdoba machacado por las bajas exprime su talento y pundonor para doblegar por 71-62 a un Cycle San Juan con el que se volverá a cruzar en el 'play off'

Lo del Bball Córdoba supera lo milagroso. Rafa Sanz construye cada semana un castillo con palillos de dientes y siempre llega alguien que le sopla y se lo derriba. Otros se hubieran desesperado -razones hay-, pero en este grupo han encontrado una maravillosa forma de estimularse con las dificultades. No tienen nada que perder y por eso, con los resultados en la mano, se han ganado el derecho a que se piense de ellos que son capaces de todo. ¿Quién dice que no? Nombrar a los ausentes es valorar a los presentes. No estuvo Cheick Conde, que volvió a salir a calentar vestido de jugador y terminó el partido ataviado con la ropa de salir los sábados. El guineano se recupera de una lesión de tobillo que le ha tenido toda la segunda fase fuera de combate. Hablamos de la gran referencia en defensa y ataque del Bball. A su lado estaba José Antonio Medina, el máximo anotador del equipo, su alma en la pista -es el que más minutos juega- y el rey absoluto de las asistencias de toda la categoría. Un imprescindible. Con el brazo escayolado, observó desde el banquillo cómo sus compañeros protagonizaban una hazaña de extraordinario calibre. El Bball ganó por 71-62 sin sus dos referencias y terminó la segunda fase por el título dentro de un cuádruple empate en cabeza con Deportivo Coín, Cyntra Plasencia y Linense. Queda tercero por el basket average y afrontará el play off con ventaja de campo. Su rival será el Cycle San Juan, el mismo al que derrotó en Vista Alegre ante el jolgorio de la afición y el asombro general.

El hombre del partido fue Luis Rodríguez. El base, que se lesionó el año pasado y no tenía ficha en el equipo, comenzó a entrenar hace algunas semanas y había disputado algún minutito suelto. Para ir cogiendo forma. Pero las cosas son como son y le tocó un papel protagonista ante las ausencias. Además de Cheick y Medina también faltó otro jugador importante, el ala pívot Joselito Gutiérrez, un júnior del Cordobasket al que intervinieron de apendicitis. En el banquillo estaban, por si acaso, jóvenes como Tomás Jiménez, José Moreno, Valeriu Cazacu o Edu Casas. Rodríguez, un chico criado en la casa, se entretuvo en anotar 18 puntos en 20 minutos, con 4/7 en triples en momentos clave. Le secundaron Adolfo Vega (16 puntos, 6 rebotes), Arturo López (9 puntos, 5 rebotes) y Matt Devine, que con 10+9 sostuvo una dura pelea con el ucraniano Vladi Orlov, el más efectivo de un San Juan que nunca supo cómo combatir el entusiasta juego de un Bball desatado. Mención especial merece Carlos García, otro chico en edad júnior que encontró en el intenso partido el caldo de cultivo ideal para su baloncesto imaginativo y arriesgado.

Los locales arrancaron fuerte (7-2), pero en los dos últimos minutos del primer cuarto el San Juan logró voltear el marcador y tomar ventaja (17-18). Cuatro puntos seguidos de Rafa Blanco y un martilleo desde el triple de Luis Rodríguez propiciaron las primeras rentas claras (32-22), pero apenas duró. Carlos García hizo tres faltas pronto y salió a escena Adrián Sánchez, un junior que hasta el momento había disputado minutos residuales en los partidos y al que el destino colocó en una encrucijada. El chaval estuvo a la altura y algo más. Con Orlov haciendo daño cerca del aro, el San Juan se fue el intermedkio con un punto abajo (38-37) y la sensación de que había tela que cortar.

Los de Rafa Sanz pasaron sus peores momentos en los primeros minutos del tercer cuarto. Hicieron sólo tres puntos en siete minutos y llegaron a perder por seis (40-46), pero su entrega defensiva y los triples de Adolfo Vega y Luis Rodríguez les hicieron mantenerse en pie y concluir el tercer periodo sólo un punto por detrás (51-52). Lo que sucedió en el cuarto final fue extraordinario. Con una ferocidad sin límites y con variedad de soluciones en ataque, el Bball hizo un parcial de 14-0 que llevó el tanteo a 65-52. Matt Devine, Arturo, Luis... Anotando por dentro y por fuera, el equipo cordobés encontró el ánimo de la grada -otra vez con cerca de mil espectadores- para decantar el signo de un partido que ya tenía agarrado. El San Juan recortó hasta los cinco puntos a falta de medio minuto (67-62), pero le resultó imposible. El Bball apretó hasta el fin y resolvió de modo increíble un partido de lo más complicado por las ausencias. Ahora le queda un play off en el que se jugará a doble partido su pase a la Final a Cuatro por el título. Su rival volverá a ser el San Juan. Sanz sueña con recuperar a Cheick y Medina para, al menos, uno de los partidos.

FICHA TÉCNICA

BBALL CÓRDOBA, 71 (17+21+13+20): Arturo López (9), Adolfo Vega (16), Carlos García (9), Ángel López (2), Matt Devine (10) -cinco inicial-, Adrián Sánchez (3), Luis Rodríguez (18), Tomás Jiménez, Eduardo Casas, Rafael Blanco (4), Valeriu Cazacu y José Antonio Moreno.

CYCLE SAN JUAN, 62 (18+19+15+10): Antonio Cortés (7), Carlos Fernández (3), Antonio Gómez (13), Sebastián Domínguez (4), David Moreno (11) -cinco inicial-, Pablo de los Reyes, Gonzalo Ávila, Abraham Cartes, Miguel Ángel Mora (8), Volodymir Orlov (13), José Lagares y José Carlos Ramos (3).

ÁRBITROS: Pedro Coladas y Alberto Aragonés. Sin eliminados.

INCIDENCIAS: Partido de la última jornada de la fase por el título en el grupo D de la Liga EBA, disputado en el Palacio Municipal de Deportes Vista Alegre ante unos 900 espectadores. El Bball Córdoba se clasifica en tercer lugar de esta fase, por lo que jugará el play off clasificatorio para la Final a Cuatro frente al Cycle San Juan.

Etiquetas
stats