Una prueba de vida para empezar a arrancar

El cordobés Fernández, en una acción de entrenamiento | ÁLEX GALLEGOS

Desmentir los malos augurios, reivindicarse como equipo, atar lazos sentimentales con una afición desorientada... Ganar, en resumidas cuentas. A eso va el Córdoba este domingo ante el Alcorcón, que aterriza amenazante en El Arcángel después de tres jornadas en las que presenta un balance equilibrado: una victoria, un empate y una derrota, con un par de goles a favor y otros tantos en contra. Esto es la Segunda División, una categoría que premia la estabilidad y en la que llevar las cuentas más o menos cuadradas garantiza estar viviendo la ficción de poder pelear por el ascenso hasta el final. Lo que no sirve son los extremos. El Córdoba ha marcado más goles que el Málaga y el Mallorca, los dos equipos que están en posición de ascenso directo a Primera... pero es el colista. ¿Qué pasa aquí? Pues que le han metido 10, más que nunca en un comienzo de Liga en toda su historia. Esa avería la trata de reparar Sandoval como buenamente puede.

Habrá, seguro, cambio de nombres en el once titular. Quizá de sistema, recuperando el dibujo con tres centrales y dos carrileros, aunque eso no se sabrá hasta el final. Tampoco la convocatoria, pues el técnico madrileño quiere mantener la tensión en todos. Un par de horas antes del inicio del encuentro dará a conocer los 18 elegidos, entre los que pueden estar Erik Expósito y Miguel De las Cuevas, los dos últimos en llegar. El joven delanterio canario tiene más opciones, ya que ha llegado en un momento fino de forma. El hambre se le supone. El año pasado jugó diez partidos en Primera División -las órdenes del cordobés Paco Jémez- y ahora le toca demostrar en una plaza compleja como Córdoba su capacidad para afianzarse como profesional. En su club de origen, Las Palmas, decidieron apostar por el valor seguro de Rubén Castro, el primer nombre que se oyó como refuerzo blanquiverde cuando aún no se había recogido el confetti por la fiesta de la permanencia. Qué tiempos aquéllos. El veteranísimo ex del Betis lleva ya cinco goles en cuatro partidos.

Con un punto sumado en sus dos anteriores partidos en casa (3-3 ante el Numancia y 2-4 contra el Oviedo), el Córdoba se encuentra ante un duelo que ya ha llegado a catalogarse como “una final” desde dentro del club. No por la clasificación -aunque ser colista es muy feo y no motiva a nadie- sino por el crétido y la confianza que necesita un equipo que lo ha pasado muy mal durante el verano. La pretemporada fue un absoluto disparate. Y ahora, con pinta de estar empezando, todos están forzados por las circunstancias a comportarse como si esto fuese a terminar. Las cosas del fútbol.

El Córdoba ha tocado dos teclas básicas esta semana: la primera, en el campo -ya sea Ciudad Deportiva o El Arcángel, dos escenarios cuya superficie presenta deficiencias-; la segunda, en la afición a través de una campaña de motivación para acudir y animar. En ambos frentes ha estado en primera línea Sandoval. El de Humanes ha protagonizado una campaña de promoción del Córdoba-Alcorcón en la que pide a los hinchas que no pierdan la fe. Con el equipo ha buscado fórmulas para sacar rédito: la primera, actuar más juntos y con solidaridad a la hora de defender. “No vale que unos vayan para adelante y otros para atrás”, dijo, al tiempo que recordó que hay que “recuperar una actitud” que el equipo tiene perdida en muchos momentos. “Y ellos lo saben”, arguyó.

Frenar la sangría de goles es prioritario. Ahí, los errores matan. En Albacete llegaron los problemas en acciones a balón parado, por lo que Sandoval ha trabajado en la concentración de sus hombres. “Si algo hemos tenido es eso”, admitió, así que toca “recuperarlo”. ¿Y cómo? Ya saben cuál es la mejor medicina: ganar. Y aunque sea solo la jornada cuatro, ya está valiendo el “como sea”. La apelación al público no puede faltar. Hay expectación y un nudo en la garganta del cordobesismo.

En el Alcorcón no hay demasiados cambios con respecto al equipo que en la temporada pasada salvó la categoría con angustia. Ha llegado un nuevo entrenador, el prieguense Cristóbal Parralo, que esta semana ha relativizado lo de las posiciones en la tabla porque “ellos tienen un punto, pero nosotros solo una victoria más”. “El Córdoba tiene muy buenos jugadores, una gran afición y un estadio que ayuda y aprieta mucho. Nos espera un partido difícil y complicado”, manifestó el responsable de un Alcorcón que estrenó su casillero de victorias en Liga con un triunfo frente al Mallorca en Santo Domingo. Cristóbal Parralo cuenta con las bajas por lesión de los centrocampistas Borja Galán, Mayoral y el exblanquiverde Borja Domínguez y del lateral izquierdo mauritano Aly Abeid, convocado con su selección.

ALINEACIONES PROBABLES

CÓRDOBA: Carlos Abad, Fernández, Aythami, Quintanilla, Quezada, Álex Vallejo, Aguado, Javi Lara, Javi Galán, Alfaro y Piovaccari.

ALCORCÓN: Dani Jiménez, Laure, David Fernández, Burgos, Bellvis, Sangalli, Toribio, Dorca, Peña, Nono y Jonathan Pereira.

ÁRBITRO: De la Fuente Ramos (Comité castellano-leonés).

CAMPO Y HORA: El Arcángel (20:00).

Etiquetas
stats