A prueba de francotiradores

Sergi Guardiola y Reyes, en El Arcángel | ÁLEX GALLEGOS

Test de exigencia en Los Pajaritos. El Córdoba, metido en una espiral positiva, pondrá a prueba su capacidad ante un adversario de sólida reputación. El Numancia, que está a dos puntos de distancia del play off de ascenso a Primera, presenta en su hogar una estadística intimidante: solo ha encajado 8 goles en 15 partidos. Es el mejor de toda la categoría en la faceta defensiva ante su afición. Ese dato, que en otro tiempo hubiese hecho temblar a la escuadra cordobesista, puede resultar hasta estimulante ahora. Cinco jornadas sin perder -13 puntos sobre 15 posibles- hacen que todo se mire de otra manera y el Córdoba actual amasa argumentos para contrarrestar a un rival de este calibre. Sin olvidar, obviamente, la prudencia y el respeto. Así lo advirtió Sandoval en su última comparecencia ante los medios, en la que confesó que el empate en casa ante el Oviedo les “devolvió a la realidad” para entender que deben emplearse “al doscientos por ciento”. Si esa toma de conciencia ha hecho efecto se podrá ver sobre el -presumiblemente helado- terreno de juego soriano.

El Córdoba, mucho más compacto ahora, basa gran parte de sus expectativas de salvación en el momento de forma que atraviesan dos de sus referentes ofensivos: Sergi Guardiola y José Antonio Reyes. El delantero jumillano ha roto todas las previsiones para protagonizar la temporada más impactante de su carrera: lleva 17 goles marcados -tres en los últimos cinco partidos- y ha pasado de ser un futbolista de complemento a un jugador cotizado. El club le renovó hace apenas unos días para colocarle -entre otras sustanciales mejoras, acordes a su nuevo rango- una cláusula de rescisión de 15 millones de euros. Sergi tendrá un desafío especial ante la defensa más impenetrable en casa de toda la división. Ante exámenes de este tipo se activa el crecimiento. Y Guardiola no para de romper techos.

Lo de Reyes se podía prever, aunque había reticencias. El utrerano ya se ha encargado de confirmar que solo necesitaba una puesta a punto física -que ha sido evidente- para sacar a relucir su talento. En los últimos cuatro partidos ha dado tres pases de gol y a balón parado es un peligro permanente. Su mera presencia asusta a los contrarios, que suelen recurrir a todo tipo de artimañas -incluyendo ahí marcajes especialmente violentos- para frenar al extremo cordobesista. Ante el Oviedo jugó su primer partido completo después de más de un año. Vino con una misión y la está cumpliendo.

El Córdoba recuperará, además, a un defensa que es especialista en ataque: Javi Galán. El extremo zurdo reconvertido apunta a la titularidad -la semana pasada no actuó por sanción- y sus incursiones son un surtidor de pases al área. Jovanovic, otro alborotador de primer orden, también está en la recámara, aunque el rol que desempeña Alfaro está siendo del agrado de Sandoval. La llegada y disparo lejano de Sergio Aguza es otro recurso más para combatir a la roca soriana. “Es un privilegio tener a todos los jugadores para escoger las variantes”, recalcó el técnico cordobesista en la previa. En Soria, con el respaldo de varios centenares de seguidores en autobuses fletados por el club, empieza la cuenta atrás hacia la salvación.

Etiquetas
stats