Proyecto Concordia: uno más para sumar

Equipo fundacional del Club Ubi Concordia Baloncesto | MADERO CUBERO

Vienen a hacer lo que les apasiona y a hacerlo a su modo. Un principio intachable. Ubi concordia, ibi victoria. Donde está la unidad, está la victoria. Lo dejó dicho el romano Publius Syrus en tiempos anteriores a Cristo y lo usan en el siglo veintiuno como lema los promotores de un proyecto deportivo que surge con raíces en las canchas de un colegio. Del Addipacor, uno de los viveros más importantes de la cantera local, surgen los ideólogos del Ubi Concordia Baloncesto, el UCB, cuya constitución se produjo este jueves en una asamblea celebrada en un céntrico hotel de la capital. En un salón abarrotado se puso en marcha una iniciativa que no es novedosa -surge un nuevo club-, pero sí extraordinaria por cuanto supone por el reto de promover la práctica de un deporte que se engrandece  en Córdoba por la base. Su centro de operaciones estará en el colegio Cronista Rey Díaz. Desde ahí partirán hacia donde el corazón -y otros asuntos más terrenales- les lleve.

La idea surge de “13 personas vinculadas al baloncesto y padres de jugadores”, según explicaron los fundadores, entre quienes sobresale la figura de Pedro Javier Bello, que ejercerá como coordinador deportivo de un plantel de equipos que pretende “contar con representación masculina y femenina desde pequebasket hasta senior”, según explicó el exjugador del Unicaja y Cajasur, entre otros equipos. Bello, que ha entrenado en los equipos del Addipacor, aborda ahora un desafío más amplio como formador deportivo. “Todos estamos aquí reunídos por una razón: nuestros hijos. Queremos que sean personas deportistas, que los que empiecen a jugar con seis años lo sigan haciendo a los veinte y que incorporen el baloncesto a sus vidas”, señaló.

Después de informar a toda su comunidad sobre los planes más inmediatos, procedieron a formalizar la creación del Ubi Concordia Baloncesto. “La ilusión es más fuerte que las circunstancias. Dejar eso que amamos no es posible aunque el mundo entero se ponga en contra”, dice el nuevo club en su ideario, en el que explica las razones de su existencia. “Hoy nuestro amor por el baloncesto sigue intacto, más fuerte si cabe. Y en la entrega que supone esa pasión, hoy nace con un poder y una fuerza que viene de la humildad y el trabajo bien hecho un nuevo proyecto de club de baloncesto, UCB”, destacan en el documento fundacional.

El propósito marcado por el UCB es crecer “con la base de unos valores contrastados por una gran experiencia mezclados con el desmesurado empuje de la juventud” y “con las personas como motor y con los chicos y chicas que quieran compartir este sueño, sin condiciones ni aditivos”. Se trata, según sus promotores, de un “proyecto natural, sano y lleno de principios de respeto, esfuerzo y compañerismo”, que nace “para acoger una idea del baloncesto que mezcla la tradición con el futuro, donde tenga cabida todo aquel apasionado de este maravilloso deporte”. El nuevo club cordobés expone entre sus fines la “unión hacia una victoria más allá de un resultado, al triunfo que supone perseguir tus sueños con gente que comparte esa ilusión”. El acto terminó entre aplausos. Ahora empieza la aventura.

Etiquetas
stats