El Priego TM, en una continua espera

Luis Calvo, en una charla técnica con una jugadora

No todo el deporte profesional ha podido echar a andar aún. Hay ligas que, por unos motivos u otros, han ido aplazando su comienzo a causa del Covid-19. Es el caso del tenis de mesa, en cuya máxima competición nacional Córdoba cuenta con dos representantes. Son los casos de los conjuntos masculino y femenino del Real Club Priego TM, que se mantienen en una continua espera de entrenamientos y sin tener todavía una fecha definitiva para el arranque de la superdivisión. Y no es baladí la presencia de ambos equipos, ya que, en el caso de los chicos, pugnarán un curso más por seguir haciendo historia al sumar un nuevo entorchado liguero, mientras que las féminas tratarán de seguir creciendo en la competición doméstica y alcanzar de nuevo puestos europeos, a los que tuvieron que renunciar el pasado año por motivos económicos derivados de la pandemia. 

Con todo, la actividad continúa siendo ininterrumpida en el Centro de Tecnificación de Priego de Córdoba, que se mantiene como un epicentro nacional. De hecho, por allí han pasado en las últimos meses los mejores palistas del país, con el propósito de seguir con su preparación. Lo mismo que llevan haciendo desde finales del pasado verano los integrantes del club de la Subbética. 

En este sentido, la Real Federación Española de Tenis Mesa planteó un modelo de calendario integrado por concentraciones de jornadas, para así evitar un alto número de desplazamientos y que sitúa su inicio a comienzos del mes de marzo. Eso sí, a la espera de que sea oficial, la entidad cordobesa mantiene su ritmo inalterable. “El equipo está completo” y "los jugadores (de ambas plantillas) están entrenando desde septiembre”, afirma a CORDÓPOLIS Luis Calvo, director técnico del cuadro cordobés, subrayando que “están en plena forma, aunque les falta mucha competición”, pero “no hemos dejado de entrenar en ningún momento”.

Eso sí, el histórico entrenador admite que “cuando tengamos que competir lo notaremos”, pues “la presión no es la misma”, además, “el último partido fue a finales de febrero o principios de marzo y, después de un año, va a ser duro volver a la competición”. Sin embargo, en palabras de Calvo, en Priego están “esperando con ilusión que empiece la liga”, que este año va a ser “diferente, muy complicada” pues “cuando empecemos la segunda vuelta muchos equipos habrán terminado y entonces se pueden hacer fichajes de última hora de alto nivel y eso puede romper el esquema de la liga normal”. 

Etiquetas
Publicado el
11 de febrero de 2021 - 05:20 h