La pregunta de cada semana

Bergdich y Alfaro, durante un entrenamiento en la Ciudad Deportiva | MADERO CUBERO

No va a repetir alineación Carrión. Por unas causas o por otras, siempre hay algo que le impide tener esa opción. El argentino Bíttolo se tuvo que marchar por razones personales -su pareja da a luz a su hijo- y el técnico blanquiverde vuelve a remover el once. En casa se dejó a Juli, que aún no está en condiciones de competir tras haberse reincorporado a los entrenamientos, y también a Jonathan Bijimine, un elemento residual durante todo este 2017 nefasto -deportiva y personalmente- para el congoleño. Ha metido en la lista de expedicionarios a Antoñito y Bergdich, para lo que sea menester, y también ha reclutado a Alberto Quiles, delantero del filial, para cubrir la baja -que se prolongará por más de un mes- del italiano Piovaccari. El Córdoba viaja a uno de los escenarios de más rango de la categoría, el Estadio José Zorrilla. Allí le espera un Valladolid atascado en su hogar y aún haciendo cuentas para engancharse al play off... aunque un tropiezo puede provocarle problemas de identidad. El Córdoba sabe bien esa historia.

Los blanquiverdes afrontarán el clásico examen de cada fin de semana desde que un día todos los protagonistas decidieron mirarse a la cara y asumir, sin vergüenza, que su guerra ya no estaba en los puestos altos sino en los aledaños del infierno. Ya han catado los lugares de descenso -hacía seis años que no sucedía en Segunda- y eso ha creado un estímulo especial, entre el orgullo herido y el puro pánico. De momento, los cordobesistas han conseguido apañar su trayectoria en El Arcángel, donde sumaron 10 de los últimos 12 puntos. Fuera de casa viven otra historia, con tintes de pesadilla. Llevan seis derrotas consecutivas, una racha de lo más dañino. Hace más de treinta años que no se ven en números parecidos. Los pucelanos no andan finos, aunque Carrión ya dejó claro en las vísperas que eso no es una condición determinante. “Me gusta que mis equipos salgan a ganar siempre. No hay entrenador que diga voy a guardar y ya en casa. Si hacemos un partido como cuando superamos al Elche, estaremos más cerca de ganar”, apuntó el catalán ante los periodistas.

Al Zorrilla volverán tres jugadores blanquiverdes con pasado albivioleta. Dos de ellos estuvieron el pasado curso por allí: Alfaro y Rodri Ríos. El primero no está siendo un elemento especialmente utilizado por Carrión, que prefirió otras opciones cuando suplió a Oltra y que últimamente dio minutos al onubense cuando no hubo más remedio por una plaga de lesiones y sanciones. Con Rodri no hay dilema. Juega sí o sí. Entre otras razones de peso, porque lleva diez goles en la Liga -todo el equipo ha hecho un total de 28- y porque no hay otro delantero nato, tras la lesión de Piovaccari. El punta soriano jugó 35 partidos en Pucela y marcó cuatro goles como cedido por el Munich 1880 alemán, que tuvo sus derechos hasta este verano. Bergdich llegó a jugar con el Valladolid en Primera División después del ascenso de los castellanos al final de la 11-12, tras un play off en el que a las órdenes de Djukic se deshicieron del impactante Córdoba de Paco Jémez. Parece que hablemos del Paleolítico, pero es que en el fútbol suceden muchas cosas en poco tiempo. Alguna de ellas, inexplicables.

ALINEACIONES PROBABLES

VALLADOLID: Isaac Becerra, Moyano, Guitián, Rafa, Balbi, Leao, Jordán, Álex López, Míchel, Juan Villar y José.

CÓRDOBA: Kieszek, Caro, Héctor Rodas, Deivid, Antoñito, Edu Ramos; Pedro Ríos, Sergio Aguza, Javi Lara, Alfaro y Rodri.

ÁRBITRO: González Fuertes (Comité Asturiano)

CAMPO Y HORA: José Zorrilla, 12:00.

Etiquetas
stats