La precoz alegría del gol: Urbano, el autor más joven de un tanto blanquiverde

Pepe Urbano, en la Ciudad Deportiva | MADERO CUBERO

Tenía 19 años y algún mes cuando abandonó su localidad natal. Preparó las maletas y viajó hasta una ciudad que con los años sería la suya. Entonces no era tan fácil iniciar una aventura como aquella sin la aprobación familiar, que consiguió. "Mi padre no era muy aficionado al fútbol pero que un hijo vaya al mejor siempre lo celebran los padres. Le gustó que fichara por el Córdoba. Yo creo que, de todas formas, mi madre lo habría convencido". De tal forma recordó José Luis Navarro del Valle su fichaje por el cuadro califal. La mayor leyenda deportiva del club rememoró ese acontecimiento, realmente importante en su vida, en una entrevista N&B de CORDÓPOLIS allá en 2016. Pese a su corta edad entonces muy lejos estaba el central de Aranjuez de la que tenían otros que se convirtieron en los goleadores más jóvenes con la elástica blanquiverde…

¿Quién obtuvo la más precoz alegría del gol con el Córdoba? Quizá muchos pudieran pensar que fue Fede Vico. El atacante debutó con apenas 16 años y comenzó a sumar dianas con 17. Pero no fue él, que de hecho es el cuarto en una hipotética clasificación en este sentido. Las diferencias las establecen los meses, e incluso las semanas o los días entre los distintos jugadores. Porque todos ellos contaban con la misma edad que el actualmente futbolista del Granada. Pero, ¿quién fue el más joven en marcar con la camiseta blanquiverde? La respuesta se encuentra, gracias a Álvaro Vega, compañero de @laligaennumeros, en la temporada 1972-73. Fue aquella campaña la misma en la que José Luis Urbano Martínez debutó con el primer equipo, que militaba entonces en Segunda. Dirigía al cuadro califal José Iglesias Joseíto, que en la decimonovena fecha del campeonato decidió darle la oportunidad al centrocampista.

Participó desde el inicio, al igual que hizo en la mayoría de encuentros que jugó hasta final de curso. Dos duelos después, Pepe Urbano, que es como se le conocía, anotó el primero de sus goles con el Córdoba. Lo logró ante el Racing de Santander y no sirvió para evitar la derrota por 1-2. El que fue cuidador de la Ciudad Deportiva durante años hasta su repentino fallecimiento en 2016, vio puerta con tan sólo 17 años y 35 días. Su edad no la superó nadie a lo largo de las décadas posteriores, de ahí que hoy por hoy sea el más joven de los goleadores de la historia del cuadro califal. Y de esta forma un pedazo destacado de la misma, a la que siguió ligado como futbolista hasta que con 21 firmó con el Sporting de Gijón, en Primera. Regresó en 1981.

Tras el recordado Urbano se situó otro canterano. Ocurrió la temporada 1979-80, con el Córdoba en Segunda B. Pese a no alcanzar los 18 años, Francisco López Colodrero fue una pieza esencial en el conjunto blanquiverde durante el curso. Disputó 36 duelos de liga y fue en uno de los primeros cuando vio puerta. El conjunto blanquiverde visitó al Ontinyent en la quinta jornada y fue allí donde el atacante celebró su tanto precoz, que ayudó por cierto a obtener una valiosa victoria (1-2). Quien completó una etapa de hasta nueve campañas como futbolista blanquiverde se erigió en el segundo anotador más joven de la historia del club. Tenía 17 años, seis meses y diez días. La distancia es menor entre él y quien le siguió -y sigue-. Sólo dos cursos después, Rafa Carrasco subió al tercer cajón del podio al batir al guardameta del Pozoblanco en un choque de Copa del Rey -según los datos aportados por Álvaro Vega, de @laligaennumeros-.

El carloteño se estrenó con el primer equipo incluso antes que Fede Vico pues lo hizo con apenas 15 años la mencionada temporada 1979-80. No fue hasta dos después cuando volvió a jugar con el conjunto blanquiverde y cuando, por ende, abrió la cuenta anotadora. Su diana llegó en un derbi con motivo de la Copa del Rey. Vio puerta en la vuelta de la eliminatoria ante el Pozoblanco y colaboró en un triunfo que permitió pasar la ronda. Rafa Carrasco tenía 17 años, siete meses y cuatro días. Sólo tres semanas de diferencia existieron -y existen- entre él y el propio Fede Vico. Después de contar con sus primeros minutos con el Córdoba con 16 años, de la mano de Lucas Alcaraz, técnico en ese momento, la campaña 2011-12 comenzó a tener más presencia con la elástica blanquiverde en Segunda A. El entrenador entonces era Paco Jémez y aquel curso terminó con un histórico play off a Primera. Fue en el camino hacia la fase de ascenso cuando una de las más recientes perlas de la cantera de la entidad califal batió a un guardameta rival aun lejos de la mayoría de edad.

Con 17 años, siete meses y 27 días se convirtió en el cuarto jugador más joven con un gol en su casillero. El tanto lo anotó el 3 de marzo de 2012 en Chapín, ante el Xerez. Por si fuera poco, no se estrenó como goleador sino que concedió al Córdoba los tres puntos en juego. Borja García adelantó a los de Paco Jémez y en sólo cinco minutos los azulinos empataron. Pero apareció un Fede Vico que ya llamaba definitivamente a la puerta del primer equipo. La lista de anotadores precoces la cierra alguien que vio puerta mucho antes que el ahora futbolista del Granada. Fue en la breve odisea en Tercera de la campaña 1984-85 cuando Juanito superó al portero del Rute para ser el quinto killer de menor edad con la camiseta blanquiverde. Ojo, no era Juan Bautista González Maestre sino Juan Alfonso Morales Villarejo. Tenía 17 años, nueve meses y siete días.

Etiquetas
Publicado el
21 de abril de 2020 - 08:20 h
stats