Alegrías y desatinos: un inicio de segunda fase dispar

Lance de un encuentro del Cajasur CBM en Fátima

0

Un nuevo sendero está en marcha. La Covid-19, al puro estilo de la desescalada que se vivió en todo el país hace algo menos de un año, tuvo su repercusión igualmente en el deporte, aplicando dicho método para la disputa de las distintas competiciones. En este sentido, se idearon nuevos formatos para facilitar y agilizar, en la medida de lo posible, el trabajo de los clubes, pero sobre todo el avance de los torneos. Fue por ello por lo que se programaron los campeonatos a través de distintas fases, que servían de criba para dirimir y establecer los objetivos finales por los que van a luchar los equipos. Unos se alzan con la gloria de los mejores, al tiempo que otros tratan de evitar el fango. 

El pasado fin de semana tuvo lugar la puesta en escena de las segundas fases para varios clubes cordobeses, que evidenciaron un buen momento de forma a nivel general, aunque con resultados dispares. Sin duda, el gran beneficiado de la jornada, y replicando el excelente rendimiento que lleva mostrado durante todo el curso, fue el Deportivo Córdoba, que superó con un contundente triunfo su primera jornada dentro de este nuevo desafío.

El conjunto de Juanma Cubero, que finalizó en la segunda posición del Grupo III-B de la Segunda División, desplegó su cara más sacrificada para imponerse al Melilla Torreblanca B por un ajustado 2-1, lo cual, aprovechando además el tropiezo del Atlético Torcal, su gran adversario por un puesto en Primera División, permite a las cajistas alzarse hasta la primera posición del grupo.

El destino -y, como es lógico, los resultados- ha querido que el Pozoalbense y el Córdoba Femenino separaran sus caminos para la segunda ronda. El cuadro de Los Pedroches, por derecho propio, aspira a una plaza en la Primera División, mientras que las blanquiverdes buscarán mantener la categoría en la Reto Iberdrola. Ambos tuvieron su punto de partida este fin de semana, aunque fue dispar el desenlace. Así, las de Manuel Fernández cayeron por un ajustado 0-1 ante el Alhama, en un encuentro en el que dominaron en su mayor parte, aunque el perdón en diversas acciones claras les hizo perder tres puntos en el tramo final. Dolorosa derrota de la que deberán ahora levantarse.

Por su parte, las jugadoras de Roberto Ramírez consiguieron sumar al menos un empate, aunque deja un sabor agridulce al producirse en la Ciudad Deportiva y ante el CD Femarguín, colista del subgrupo por la permanencia, en un choque en el que además llevaron el control. 

Finalmente, el Cajasur CBM, que está completando una campaña excelente tras meterse con total merecimiento en la fase de ascenso a Asobal por segunda vez en su historia, sufrió un duro correctivo en el estreno al caer de manera clara ante el Acanor Novás Valinox (33-21).

De cara a los que viene en el futuro más próximo, el Bujalance arrancará el sueño de plata, pues logró clasificarse para la fase de ascenso a la Segunda División de la Liga Nacional de Fútbol Sala, mientras que el Adesal buscará poner la primera piedra para la salvación en la Liga Guerreras Iberdrola. Más adelante entrarán en escena otros como el Dobuss Córdoba Basket, en su caso para promocionar a Liga Femenina 2, o el Córdoba, que intentará evitar un drama superior con la permanencia en la tercera categoría nacional. 

Etiquetas
Publicado el
23 de marzo de 2021 - 05:10 h