Etiquetas

Si se hace entre amigos, siempre es mucho mejor. No es que vaya a ser más fácil, pero seguro que será más divertido. Esa máxima la tuvieron clara desde el principio en el CD Tortugas Cojas, entidad nacida hace poco más de un lustro en la localidad de Aguilar de la Frontera, desde donde han ido labrándose un nombre de referencia en el mountain bike andaluz. En efecto, crecer junto a los tuyos. Una familia que se elige, como suele decirse. Así el apoyo siempre es máximo. Un reto individual, sustentado en el poder del colectivo. La entidad aguilarense ha encontrado un rumbo fijo, el de fomentar la cantera, y desde ahí siguen edificando un sendero que, pese a cualquier desnivel u obstáculo que pueda aparecer, siempre encuentra una ruta de salida hacia la meta marcada. Las categorías inferiores se han convertido en el punto diferencial de un club que ha sabido encontrar el modo adecuado de pulir a sus jóvenes. Ya no solo por pasión propia, sino también por saber rodearse de los mejores.

Los primeros pasos de las Tortugas Cojas datan del año 2015. En aquel entonces, el club ni siquiera existía, sino que el precedente era el de un grupo de amigos que tenían por costumbre salir cada semana a disfrutar de su deporte favorito. Dos elementos en común: la bicicleta y el campo, esos terrenos de la Campiña Sur cordobesa que sirvieron como punto inflexión y de inspiración para la entidad que es hoy. Con el paso de las semanas, y los kilómetros que se sumaban a la mochila de este grupo, una idea fue surgiendo en el imaginario de todos. ¿Y si formamos un club deportivo? No había pretensión alguna, más allá de proponer un modo legal y concreto para esa actividad que desempeñaban semanalmente.

Todo fruto de la diversión y el deporte entre amigos. Y de ese mismo modo surgió el nombre que les uniría hasta ahora. “Cuando nos juntábamos los amigos que salíamos en bicicleta, que salíamos prácticamente con la bicicleta que teníamos de la comunión, íbamos lentísimo, y de ahí surgió el nombre de tortugas. Y cojas, pues por ralentizarlo aún más”, recuerda entre risas Carlos Ríos, actual presidente del club y uno de aquellos fundadores, quien reconoce que “nadie esperaba que fuéramos a llegar tan lejos y que íbamos a llevar el nombre por toda Andalucía, pero así se ha quedado”.

De ser prácticamente cuatro amigos a convertirse en pocos años en una de las mejores canteras del MTB en la provincia. Un crecimiento exponencial sustentado en multitud de premios y trofeos que han ido cosechando temporada tras temporada. El fruto del trabajo bien hecho, sabiendo conjugar siempre la diversión y la competición de la mejor forma posible. 

Dar los pasos adecuados. Hasta la fecha, las Tortugas Cojas, sin prisa pero tampoco sin pausa, han sabido crecer desde la humildad. Sin dar avances en falso y sabiendo, como se ha dicho anteriormente, rodearse de los mejores. Pese a las bajas sufridas recientemente, la entidad cuenta a día de hoy con cerca de medio centenar de deportistas en su escuela, una que se ha convertido en el eje principal del club. El motor que impulsa todo y donde recaen la inmensa mayoría de los esfuerzos. Unos que han encontrado recompensa prácticamente desde el primer día, pues son muchos ya los podios que acumula el equipo aguilarense, y no solo en el circuito provincial, sino que otros recorridos como los de Málaga, Jaén o Granada saben bien cómo se las gastan las tortugas.

Sin lugar a dudas, un punto de inflexión significativo tuvo lugar en 2017, cuando se unió al proyecto Juan Pedro Trujillo, un histórico del MTB a nivel internacional y que cuenta en su palmarés con más de un millar de triunfos a lo largo de todo el mundo. Entre ellos, ha sido campeón de España, campeón del Mundo XCM Master o campeón de Europa XCMU. “Nosotros buscábamos un monitor para la escuela, y no pensábamos en principio en Trujillo porque para nosotros era inalcanzable”, admite Ríos, quien subraya que “él se ofreció, estuvimos hablando varias veces y llegamos a un acuerdo”. Una incorporación que “se ha notado muchísimo, a todos los niveles”, ya que “nosotros sabemos un poco de esto, pero él lleva toda la vida dedicado a esto”, incide el dirigente, quien recalca que “además es un aliciente venir a la escuela porque está él, es un referente, y la verdad que muy contento que esté trabajando con nosotros”.

El propio Trujillo explica que desde el club le presentaron “un buen proyecto” y que “trabajar con los niños a mí me da mucha ilusión. Cuando yo era chico me gustaba que me ayudaran, me gustó e hicimos una fusión”, pues “siempre juntos es más fácil crecer”. Así es, ya que el castreño es monitor de la escuela, y a su vez dirige el club de competición Conway Orquin CDC Trujillo, al que pueden acceder los que más talento tienen del equipo de Aguilar. El exciclista profesional destaca que “Córdoba está creciendo mucho” en MTB, con las Tortugas Cojas como uno de los referentes a nivel provincial. Eso sí, “a competir van 12, pero el resto vienen a disfrutar y a tener buena amistad con los compañeros”. Con todo, hablando de competición, una de las citas más importantes del club tendrá lugar el próximo 22 de enero, cuando se celebrará la sexta edición del Rally BTT Ciudad de Aguilar.

“Es bastante importante”, ya que “cada año intentamos meterle un aliciente más, hacerlo más atractivo. Este año le hemos metido unos senderos nuevos, que esperamos que les guste a la gente”, explica Carlos Ríos. Por tanto, expectación máxima para un club que quiere seguir aprendiendo de los mejores. Desde la base, pues “es en lo que estamos volcados y lo que más nos llena”. Una receta que, en la mayoría de los casos, suele dar un resultado exitoso. Así avanza, pedalada a pedalada, kilómetro a kilómetro, entre caminos sinuosos y obstáculos complejos, la familia de las Tortugas Cojas. Una familia unida por dos ruedas.

Etiquetas
stats