Plata europea para el trío cordobés de España

.

Sabor amargo con el que ha finalizado la selección española absoluta en el Campeonato de Europa de fútbol sala, pese a la plata final. El combinado nacional, en cuyas filas se encuentran los cordobeses Bebé, Solano (Inter Movistar) y Carlos Barrón (Palma Futsal), ha caído en la prórroga ante la Portugal de Ricardinho (3-2).

Un duro recorrido en el que probablemente ha sido el Campeonato de Europa más igualado de la historia. Después del empate inicial ante una debutante Francia (4-4), la primera victoria llegaría frente a Azerbaiyán (0-1), con un solitario gol de Pola, que daba además la primera plaza del Grupo D. A partir de ahí llegarían otros dos sufridos triunfos, primero en cuartos frente a Ucrania (0-1), y posteriormente en una agónica tanda de penaltis contra Kazajistán, tras empatar a 5 en el tiempo reglamentario. Ahora era Portugal el último obstáculo hacia el oro.

La gran dominadora histórica de fútbol sala europeo afrontaba una nueva cita ante el conjunto luso, el equipo más en forma del momento, tras una dinámica que ha ido de menos a más en la competición, y que no ha estado además exenta de lesiones. Asimismo, la situación se puso aún más cuesta arriba con el gol de Ricardinho a los pocos minutos del inicio del partido. Pero España poco a poco fue tomando el control del choque, con constantes cambios, que ayudaban a mantener la frescura en el juego del combinado nacional. Y así llegaría el empate de la mano de Marc Tolrá, con el que se llegaría al descanso. Tras el paso por vestuarios, España recuperó el control del partido, llegando incluso a ponerse por delante, y a tener opciones de ampliar distancias. Pero de nuevo Portugal igualaría la contienda a falta de pocos segundos, y ya en la prórroga sentenciaría, dejando sin opciones al equipo español. No obstante, el Europeo se cierra con un digno subcampeonato para el trío cordobés, y que deja a España una vez más entre las mejores del panorama continental.

Etiquetas
stats