El plan obliga a activar la puerta giratoria

Sabas y Juanito conversan en la Ciudad Deportiva | ÁLEX GALLEGOS

El rompecabezas que tiene ante sí no es sencillo. Más que complejo resulta de hecho. La situación actual y la previsión confluyen en una clara problemática. Hoy por hoy el Córdoba cuenta con 16 futbolistas con contrato en vigor, si bien tres están cedidos y aún no se sabe si van a regresar -uno de ellos no debe hacerlo según acuerdo-. A este número ha de añadirse la posibilidad de otros tres jugadores, uno que cierra etapa de préstamo y otros dos que acaban vinculación esta temporada. Además, un integrante del filial durante la inconclusa vuelta interesa y tiene opción de renovar. Pero hay más: sólo uno de todos los mencionados mantiene rol de sub 23 la próxima campaña. Aun así, el club prevé entre ocho y diez fichajes. Dicho lo cual, el plan parece obligar a la activación de nuevo de la conocida puerta giratoria…

La realidad del conjunto blanquiverde no sorprende demasiado. Tanto es así que ya la pasada semana CORDÓPOLIS revisó el estado de la plantilla y habló de una más que probable amplia remodelación. Un hecho éste que vino a confirmar Adrián Fernández, consejero de la entidad, el pasado jueves. "Entendemos que van a ser ocho o diez (los fichajes). Sí, vamos a hacer una reforma importante", señaló en relación al mercado de verano, cuya apertura todavía no se sabe muy bien cuándo se va a dar oficialmente. El miembro del órgano rector del cuadro califal fue claro al apuntar directamente a "una reforma importante". Sin embargo, ese detalle subyacía de su primera información en ese apartado. La llegada de nueve futbolistas, por utilizar el término medio, eleva ya a, como mínimo, 22.

Para llegar a la citada cifra han de darse además tres condicionantes: que Fernando Román continúe en el Marbella, tal y como está estipulado en su contrato de cesión; que Sebas Moyano sea reclamado por el Lugo o salga en cualquier caso, y que Zelu logre permanezca en el Logroñés -para lo que ha de ascender- o abandone el club por otra vía. Si ninguna de estas premisas se cumple la cuota de licencias se excede. Por ende es necesario recordar que el Córdoba estudia las renovaciones de Raúl Cámara y Thierry Moutinho, así como de Iván Navarro -que pide paso tras incorporación al B-, y la continuidad de Jordi Tur, cedido en enero por el Cádiz. Con tales guarismos, si se dan todos en conjunto, la entidad está en proceso de rondar la treintena de jugadores. Y con sólo uno de categoría sub 23…

De esta forma, la dirección deportiva va a tener por delante una difícil tarea a la hora de decidir quién prosigue y quién no con la elástica blanquiverde. En este aspecto se incluyen también los futbolistas con contrato en vigor, de los que apenas dos, eso sí, tienen vinculación hasta 2022: son Edu Frías y Javi Flores. Aunque los números ya lo dicen todo fue el propio club, a través de Adrián Fernández, el que anticipó que va a haber movimientos en dos direcciones y no sólo en la de entrada. "Todavía estamos trabajando en ello. Es pronto para cerrar más pero entendemos que va a haber más salidas", afirmó el consejero del Córdoba el pasado jueves acerca de la configuración del equipo de, teóricamente, Juan Sabas.

Por posiciones, en principio la portería y la delantera están cubiertas. Quizá se quiera sumar alguna pieza más a la segunda demarcación. Actualmente están Isaac Becerra y Edu Frías, por un lado, y Piovaccari y Willy, por otro. En la zaga tienen contrato Iván Robles, Djetei, Xavi Molina, Víctor Ruiz y Jesús Álvaro -sin contar a Fernando Román- y quizá sea el penúltimo el que tenga más papeletas para ser uno de los elegidos para cruzar la puerta en sentido salida. Ya en la medular y línea de tres cuartos el club tiene a Luis Garrido, Javi Flores, De las Cuevas y Carlos Valverde -sin Sebas Moyano y Zelu en la lista-. Visto lo visto, la planificación de la dirección deportiva puede conllevar alguna sorpresa en forma de descarte inesperado. Es lo que parece va a suceder además según las pretensiones de la entidad. Porque, no debe caer en el olvido, está también la mencionada limitación de licencias profesionales ‘P’: son 16. Con sólo Edu Frías como menor de 23 años la situación se hace más compleja si cabe.

Etiquetas
stats