Pipa, de futbolista a médica en pleno partido

Pipa, en un partido con el Córdoba en la Ciudad Deportiva | TONI BLANCO

La jugadora del Córdoba Ana Sáenz de Pipaón, conocida como Pipa, se convirtió en protagonista en el partido que el equipo blanquiverde disputó en el Estadio Municipal del Valle de Montijo (Badajoz), correpondiente al campeonato nacional de Liga de Segunda División femenina. La defensa central, médica de profesión, socorrió a una jugadora rival cuando esta sufrió una bajada de azúcar que la hizo desplomarse sobre el césped. En medio de la confusión general, la joven logroñesa, de 25 años, actuó de modo rápido y certero, según ha desvelado el Córdoba CF a través de una publicación en sus medios oficiales.

En el minuto 10 del partido entre el EF Peña El Valle y el Córdoba CF, una futbolista del equipo local, Ana Paredes, se desmayó y quedó tendida sobre el campo. En esos momentos, los nevios se apoderaron de los presentes, especialmente de la madre de la jugadora, que animaba desde la grada. “No hice gran cosa, la verdad”, cuenta la central con humildad en la web oficial del Córdoba.

“Me acerqué corriendo, les dije que era médica y me dispuse a echar una mano”, relata la jugadora del Córdoba, que después de realizar las primeras comprobaciones se cercioró de que su compañera no sufría ningún daño “en la cabeza” chequeando “que tuviera pupilas reactivas, que estuviera consciente y orientada”.

“Pedí que me trajeran material para medirle la glucosa y la tensión porque sospechaba que podía ir por ahí”, recuerda Pipa, que efectivamente comprobó que tenía el nivel “muy bajo” y “más aún para jugar al fútbol”. “La tranquilicé, le dimos batido de chocolate y le dije que se iría recuperando”, apunta la cordobesista, que consiguió reanimar a la jugadora del equipo extremeño, que fue trasladada a un centro hospitalario donde quedó en observación y fuera de peligro. “Le expliqué a la madre lo que pasaba, que era una simple bajada de azúcar”, indicó la defensa.

Fue la mejor jugada de la doctora Ana Sáenz de Pipaón, que tras su actuación volvió a convertirse en Pipa, la central de un Córdoba que ganó por un rotundo 1-7 el partido y sigue situado en los puestos de cabeza en la clasificación.

Etiquetas
stats