Piovaccari, el primero de la lista

Piovaccari, en un lance del duelo con el Osasuna en El Arcángel | MADERO CUBERO

El gol ha acompañado a Federico Piovaccari durante su segunda etapa como cordobesista. Los 12 tantos anotados en Liga -unido al que consiguió contra el Nàstic en la Copa del Rey- han convertido al delantero italiano en el máximo anotador de un equipo que no pudo evitar el descenso a Segunda División B. Ha sido el autor del 25% de las 48 dianas anotadas en el campeonato doméstico. Por ello, y pese a la dificultad del objetivo, el Córdoba CF lo tiene el primero de la lista para intentar que continúe la próxima campaña. El veterano jugador de 34 años -cumplirá los 35 en septiembre- abanderaría un proyecto ganador que tendrá como única meta posible el regreso a Segunda, una opción que el propio profesional no ha descartado.

Y es que Piovaccari destacó en zona mixta después del choque ante el CA Osasuna que “ojalá se pueda arreglar todo antes de que lleguen ofertas”. Aunque no era el momento “para hablar de futuro”, el miembro del plantel blanquiverde indicó que “la hinchada sabe que regresé por el cariño que le tengo al club y porque mi familia estaba muy bien aquí”. Incluso subrayó que sus hijos eran “medio cordobeses”. Pese a que “este año será diferente” y desconoce cuánto tiempo podrá “esperar”, lo cierto es que podría contar con una oferta de renovación a lo largo de esta semana como avanzó El Día de Córdoba. El discurso del entrenador Rafa Navarro basado en el “egoísmo propio” lo exprimió en su totalidad, por lo que el buen rendimiento del ariete también le podría abrir las puertas para mantenerse en la categoría de plata a partir del próximo verano o disponer de una suculenta oferta económica llegada desde el extranjero.

La importancia de Piovaccari resultó más que evidente en verano a raíz de los problemas existentes con el límite salarial y el escaso fondo de armario disponible de cara a la nueva campaña. El director deportivo, Rafael Berges, decidió llamar a un futbolista querido por la afición y que en ese momento estaba participando con el equipo de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) tras su aventura en el Zhejiang Yiteng chino y el Ternana Calcio de su país natal. Pocas dudas asaltaron a un profesional que rápidamente aceptó el desafío después de contactar con el conjunto blanquiverde, circunstancia también valorada desde la grada.

El goleador ha demostrado orgullo y amor propio en determinadas partes del curso para evitar lo inevitable. Salvo por la expulsión sufrida contra el Extremadura UD por doble amarilla y las dos lesiones que ha tenido -una fractura sin desplazamiento de la falange proximal del primer dedo del pie derecho a mediados de febrero y la lesión de grado I de la porción larga del bíceps femoral hace contra el Real Oviedo-, Pío ha sido una de las piezas más empleadas por los técnicos que han pasado por el banquillo -Francisco Rodríguez en pretemporada, José Ramón Sandoval, Curro Torres y Rafa Navarro-. El transalpino ha participado en 36 encuentros entre las dos competiciones, aunque es cierto que solo en la mitad de ellos ha partido como titular. Sin embargo, la pareja que ha formado con Andrés Martín ha sido una de las pocas cosas reseñables del negativo año en Segunda.

Sus cifras ofensivas mejoran y mucho las obtenidas en su primera aventura como cordobesista de la 2016-17. Por aquel entonces, el nacido en Gallarate arribó desde el Western Sydney Wanderers de Australia obteniendo su merecido protagonismo en la Copa. De hecho, materializó 4 dianas que permitieron al Córdoba llegar hasta los octavos de final frente al Alcorcón. La vuelta de dieciseisavos ante el Málaga en La Rosaleda fue una muestra de ello. Se apuntó un doblete, como también hiciera Pedro Ríos, que cerró la contienda por 3-4. Con el equipo salvado en la recta final, Luis Carrión dio minutos a un Piovaccari que sumó otros 4 goles en Liga -3 en el cierre con el Real Oviedo y Girona FC de rivales-. De esta forma consiguió variar su sino con El Arcángel, ya que unos años antes acabó expulsado por roja directa cuando el Eibar visitó al Córdoba en Primera División.

Si se analizan los registros de su carrera deportiva, lo cierto es que la presente campaña es de las más productivas. Cabe reseñar que en la 04-05 perforó hasta en 11 ocasiones las mallas defendiendo la elástica del Vittoria Calcio en la Serie C -uno de los goles en las eliminatorias de ascenso-. Tampoco quedó atrás la 09-10 gracias a los 15 que logró en el Ravenna FC. Pero, sobre todo, sus mejores números se vivieron en el AS Cittadella de la Serie B italiana al convertir 23 tantos en la 10-11. Posteriormente, y justo antes de firmar por el Eibar, escribió su nombre en la historia del Steaua de Bucarest con 10 dianas en liga, 2 en la Copa rumana, 3 en la clasificación para la Champions League y otro en la fase de grupos de la competición contra el FC Basilea.

Etiquetas
stats