“Pesa más defender tu vida que el honor”

Sandoval arenga a los jugadores del Córdoba en un entrenamiento | ÁLEX GALLEGOS

Comienza el tramo decisivo del campeonato. Lo es para unos y para otros, para los que aspiran a estar el próximo curso en Primera y para los que desean continuar otro en Segunda A. Por supuesto, lo es para quien sigue asfixiado por la presión de los números y las cuentas. Es el caso del Córdoba, que tiene en los últimos cuatro duelos otras tantas finales para alcanzar un objetivo que ya acariciara y que de nuevo se ve lejano. Espera el Rayo Vallecano, que se encuentra a un par de pasos de cruzar una meta que supone retornar a Primera. Los madrileños, por cierto, aventajan en cinco puntos al tercer clasificado, el Sporting, y saben que con un triunfo toman un impulso esencial. "No van a tener exceso de confianza" por dicha circunstancia según José Ramón Sandoval, un hombre que conoce bien la casa franjirroja. El técnico califal añade recuerda además qué es más importante, si la supervivencia o el salto. "Ellos se juegan el honor de conseguir un objetivo que es el de ir a Primera, nosotros nos jugamos la vida, que es salvarnos, porque sabemos que quedarnos en Segunda daría mucha riqueza a todo el mundo. Creo que pesa más defender tu vida que el honor", expresó el preparador blanquiverde de cara el partido del domingo (18:00).

"Que nos encontramos con el equipo más en forma de la Liga, pues sí. Pero más valor tendrá la hazaña si ganamos y más respeto nos tendrán", continuó el entrenador del Córdoba. Tiene claro el madrileño lo que hay en juego para su equipo, a pesar de que confía en que tres victorias -en cuatro jornadas- son suficientes para la permanencia. Es decir, ésta no es la última oportunidad. Aunque sí es vista de tal modo mientras llega la siguiente. "Nos tenemos que traer los tres puntos cómo sea para acá", afirmó sin contemplaciones un José Ramón Sandoval que admitió que el viaje a Vallecas es "una visita muy, muy especial" para él. "El Rayo me educó como entrenador, me ayudó a pegar el salto al fútbol profesional, y conseguí lo máximo que puede conseguir un entrenador, ascender: un ascenso a Primera y otro con el filial. La verdad es que mi etapa allí ha sido lo más bonito que me ha pasado", confesó. Pero las emociones no tienen cabida en la actualidad. "Ahora me debo a un club en el que prácticamente en dos meses he vivido muchas cosas, como si hubieran pasado cuatro o cinco años. Al Rayo no puedo dejar de quererlo, pero de quien verdaderamente estoy enamorado ahora es del Córdoba, y eso lo voy a defender a muerte", expuso.

El técnico califal aseguró este viernes que esta semana su equipo realizó "mucho más análisis que otras", pues el Córdoba se enfrenta "al líder de la categoría en un estadio donde haces las cosas perfectas o es muy difícil ganar". El de Humanes resaltó que el Rayo "es de los máximos goleadores de la categoría y tiene en sus filas a uno de los máximos goleadores y al máximo asistente". "Es un equipo que hace fútbol asociativo, que está a cinco puntos del rival que marca lo que puede darle e ascenso. Nosotros tenemos que hacer las cosas muy, muy bien", señaló. Eso sí, la hoja de ruta establece que el cuadro califal ha de "construirlo todo desde la defensa". "Tenemos que construir un equipo sólido, que esté compacto, para que no provoque el juego del Rayo, que es muy vertical y ofensivo", añadió.

Otro asunto es la situación anímica de su plantilla, un aspecto éste que no preocupa en absoluto  Sandoval. "Ellos están mentalizados de que hemos llegado a un punto que, como todos aquí no se esperaba a estas alturas, y hemos dado mucho valor a lo que hemos conseguido. Mi equipo está muy bien anímicamente, sobre todo sabiendo que van siete autocares para allá y todavía tenemos mucho respaldo de nuestra afición", dijo. Una hinchada la blanquiverde a la que el entrenador volvió a alabar. "Ahora mismo son nuestro generador de energía. Ellos producen y nosotros estamos ahí intentando sacar esto adelante. Si fuera al contrario puedo asegurar que sería muy difícil para mí convencer a los jugadores. Creo que no es simplemente defender un escudo, sino defender una ciudad y una provincia. La afición nos está dando una lección moral para ver cómo tenemos que defender todo esto", explicó en este sentido. Los seguidores serán, por tanto, motor para un conjunto que pierde a uno de sus más importantes hombres: Edu Ramos. Una circunstancia que no provoca temor, como suele suceder, al madrileño. "Siempre he dicho que aquí no hay nadie imprescindible, por eso es lo de adaptarnos mucho a quien nos vamos a enfrentar y a nuestro equipo", comentó acerca de la ausencia del malagueño.

Respecto de tan relevante baja, el de Humanes dio indicaciones de cómo ha de ser la medular en Vallecas. "Vamos a construir un centro del campo donde busquemos cómo contrarrestar a este Rayo, pero no perdiendo la iniciativa de juego, porque si entregas el balón sufres mucho. Tenemos buena combinación para sacar un buen centro del campo", indicó. Primordial será, por cierto, maniatar al cuadro madrileño en la parcela de tres cuartos. "Bebé, De Tomás, Trejo y Embarba son jugadores determinantes y tenemos que cortar ese hilo conductor", aseveró. Tras este análisis, tocaba saber si habrá sorpresa en el once o el esquema. "Al final vendrá sola, tiene que existir. Pero no la sorpresa, sino la sorpresa de la sorpresa. Si hacemos lo mismo que todos hasta ahora el resultado va a ser el mismo", respondió a esta cuestión. Por otro lado, Sandoval no mostró la más mínima preocupación a la realidad de apercibidos de futbolistas clave como son Jovanovic o Sergi Guardiola. "No podemos mirar el partido del Almería (el siguiente), para nosotros el más importante ahora mismo es el del Rayo. Tienen que ir a la guerra y darlo todo", sentenció.

Etiquetas
stats