El peligro oculto del Sevilla Atlético

Jugadores del Sevilla Atlético celebran su gol ante el Córdoba en la primera vuelta | LOF

Por pequeño que sea o pueda parecer, es un paso adelante en el duro camino hacia la salvación. El punto sumado en Pamplona es un soplo de vida para el Córdoba en esta recta final de temporada. Los blanquiverdes suman más allá de lo establecido en su hoja de ruta y esto siempre es importante. También en el aspecto anímico, el cual ha de reforzar el empate ante el Osasuna antes de encarar otro encuentro con cartel de final en El Arcángel. El cuadro califal recibe al Sevilla Atlético en apenas tres días, si no se cuenta este martes, para un duelo que está obligado a vencer, según sus cuentas y las de cualquiera. La situación para el viernes es idéntica a la del choque con el Lorca, con la presión de tener el triunfo como única opción. El adversario está desahuciado, como el cuadro murciano, y a priori es sencillo superarle. Pero la realidad es bien distinta, el filial hispalense esconde un peligro oculto.

Evitar un exceso de confianza debe ser tarea principal para José Ramón Sandoval en relación a su equipo de cara a este partido. En el fútbol, y más aún en esta Segunda A, nada se puede dar por hecho. Ya lo demostró el Lorca en su presencia en Córdoba. Los de Fabri complicaron la existencia al conjunto blanquiverde, que necesitó elevar sus esfuerzos para ganar un partido que no podía tener otro resultado que la victoria. El Sevilla Atlético está virtualmente descendido y apenas supera los veinte puntos, un dato que invita al optimismo adelantado pero que es un arma de doble filo. De ello da buena cuenta el Granada, pues el cuadro de Nervión visita El Arcángel después de empatar con el nazarí. Los rojiblancos se quedaron sin asaltar el play off tras igualar un encuentro en el que probablemente contaban como seguros los tres puntos.

No es ésta la primera vez que un rival del Sevilla Atlético sufre de manera imprevista. El peligro oculto del equipo de la Ciudad Deportiva José Ramón Cisneros es mucho mayor. Aun cuando está virtualmente descendido, opone resistencia y precisamente es ahora el momento en que mejor se encuentra. Los de Luis García Tevenet parecen vivir sin presión toda vez que sus opciones reales de permanencia son inexistentes y en las últimas cuatro jornadas sólo perdieron un partido. El cuadro hispalense viene no sólo de arrancar la ilusión al Granada, sino de sumar siete de los últimos doce puntos. Inició su dinámica con un triunfo (0-1) a un Zaragoza en trayectoria ascendente, y en La Romareda, y con otro sobre un Barcelona B que definitivamente se metía en serios apuros. Por 3-1 se impuso al filial azulgrana. Sólo el Tenerife logró frenar el reciente ímpetu de los sevillanos.

Con esa dinámica, el Sevilla Atlético logra en sólo un mes acumular casi la mitad de los puntos que hubiera sumado antes a lo largo de toda la campaña: había anotado dieciséis en su casillero antes de superar al Zaragoza. Una realidad que no ha de ser obviada para evitar un disgusto. Además, la estadística no está para con el Córdoba en esta ocasión. Así es en lo que se refiere a los duelos regionales, pues el conjunto blanquiverde aún no sabe lo que es ganar un derbi esta campaña. Es una de los deberes pendientes con que todavía cuenta el equipo que dirige Sandoval, quien se estrenó precisamente con una derrota ante el Granada. El balance es desolador en este sentido: un empate, precisamente ante su rival del viernes, y cinco derrotas es el guarismo de los seis enfrentamientos andaluces que hasta ahora ha disputado. Toca romper la racha, para lo que, en efecto, no queda otra que escapar de relajaciones.

Etiquetas
stats