“Jamás pasé más vergüenza en un campo de fútbol”

Rafa Navarro posa en El Arcángel | FAF
El encuentro Antoniano-Espeleño, de Primera Andaluza, finalizó con graves incidentes de público | Rafa Navarro, entrenador del equipo cordobés, confiesa que “se pasó miedo” a la hora de abandonar el campo

Era, como dice el libro de los tópicos, un partido en la cumbre. Atlético Antoniano-Espeleño en el Municipal de Lebrija. Los locales se jugaban sus bazas para alcanzar al Espeleño, líder del grupo II de la Primera Andaluza y candidato para subir a Tercera División. “El ambiente estaba muy cargado desde el principio”, cuenta Rafa Navarro, entrenador del equipo cordobés, que horas después de la conclusión del partido aún no se explica por qué todo terminó como lo hizo. “Jamás he pasado más vergüenza en un campo de fútbol”, dice el ex jugador cordobesista, que confiesa que “se pasó miedo” a la hora de abandonar las instalaciones después del partido. Una invasión de público, que se mezcló con los futbolistas, provocó un tumulto en el que algunos jugadores del Espiel denunciaron haber sido golpeados. “Allí pasó de todo. Nos escupían y nos insultaban”, recuerda Navarro. El resultado del partido fue favorable a los locales por 2-1. El árbitro del partido, Juan Francisco Doncel Moriano, reflejó en un anexo del acta los incidentes.

El Antoniano necesitaba vencer para acercarse al Espeleño, que en la primera vuelta se había impuesto por la mínima. Fue también un partido duro, como es norma en los encuentros trascendentes de una categoría como la Primera Andaluza. “Pero no pasó nada”, dice Rafa Navarro, “más allá de algún roce entre jugadores”. En el partido del domingo, los lebrijanos se quedaron con un jugador menos por expulsión de Juanma en el minuto 14. Aún así, se adelantaron a la media hora con un gol de Pepelu. El Espeleño logró empatar el partido por mediación del ex cordobesista David Carmona en la segunda parte y el escenario se puso muy crudo. Tras el tanto cordobés, y a instancias de un juez de línea, el partido se detuvo y se pidió la presencia de las fuerzas de orden público.

El árbitro tuvo que expulsar al delegado del equipo local, según consta en acta. A falta de quince minutos, el local Pepelu marcó el 2-1 y firmó la victoria para el Antoniano. “Ya que habían ganado, no me esperaba la reacción que se produjo. Fue muy lamentable lo que tuvimos que vivir allí”, explica Rafa Navarro, cuyo equipo continúa siendo líder de la categoría con 59 puntos. El Antoniano es ahora segundo, con 57, y el golaverage particular está igualado, si bien los sevillanos tienen ventaja en el general. Faltan siete jornadas para el final. El duelo en el campo terminó, pero ahora queda el estudio de los incidentes por parte del Comité de Competición.

Etiquetas
stats