Algo pasa en El Arcángel

Andrés y Alfaro, en un entrenamiento | ÁLEX GALLEGOS

Habrá ruido este domingo en El Arcángel a la caída de la tarde. Quizá el ronco rugido del gol propio que ya no sirve de nada o el bufido por el ajeno que hurgará en una herida que ya no duele ni sangra. Habrá gritos airados en cualquier caso. El Córdoba-Nástic es un partido falso, un trámite que ambos tienen que superar en su inexorable camino hacia la Segunda B. El equipo que gane podría evitar quedar el último en la clasificación -amén del expulsado Reus-, un desafío que no parece motivar demasiado a quienes cuando aún se aferraban a las matemáticas se comportaban de un modo indolente. En el sálvese quien pueda generalizado, la afición cordobesista jugará su papel: con la ausencia -se espera una paupérrima entrada, la peor de los últimos tiempos- o con la protesta que se está reclamando desde los foros más activos.

Un colectivo de 26 peñas difundió un comunicado en el que insta a los hinchas a manifestar su crítica por la nefasta temporada del Córdoba, un auténtico fracaso global: desde el césped hasta el despacho más noble. No ha salido nada bien. Los peñistas han convocado a las 19:15 en la puerta cero del estadio para iniciar sus cánticos reprobatorios con la gestión de Jesús León. Se quedarán fuera de la instalación y entrarán en el minuto 12, continuando con su repertorio de eslóganes críticos hasta llegar a una gran pitada contra el palco en el minuto 54. Como en los viejos tiempos.

En lo deportivo, poco que reseñar. Rafa Navarro dijo en su última comparecencia ante los medios que reclutaría para el partido "a los que mejor entrenen", además de conceder oportunidades a jóvenes de la cantera -como hizo con Chuma en Las Palmas- y mantener activados a los jugadores que tienen contrato en vigor con el club para la próxima temporada, caso de Loureiro. El Córdoba piensa ya en el proyecto del futuro, que anda dormido en un cajón a la espera de ser aireado después de que la entidad solvente sus deudas con jugadores, personal no deportivo y otros acreedores. En ese plan se postuló Rafa Navarro como posible integrante, aunque "habrá que terminar la temporada y hablarlo con el club", dijo el cordobés, que no vería mal "empezar desde cero" y no tener "la cantidad de problemas que había cuando cogí esto". Ese deseo expresado en voz alta ante los micrófonos causó tanta estupefacción como la comparecencia del presidente de la Asociación de Veteranos y actual consejero, Manolo Garrido, cuando anunció "deuda cero" el 30 de junio y una hoja de ruta para "volver a ascender". Nadie dice que eso no sea posible. Quién sabe hasta dónde puede llegar este Córdoba de petardazos, fuegos artificiales y batalla de intereses.

Este domingo hay fútbol en El Arcángel. Pone en el calendario que se disputa un partido entre el Córdoba y el Nástic de Tarragona, que ya son de Segunda B y ejercerán como figurantes de la historia que escriben otros en las cuatro jornadas que faltan. La suya ya la han emborronado.

ALINEACIONES PROBABLES

CÓRDOBA: Marcos Lavín, Fernández, Chus Herrero, Luis Muñoz, Loureiro, Bodiger, Vallejo, Javi Lara, De las Cuevas, Andrés y Piovaccari.

NÁSTIC DE TARRAGONA: Becerra, Mohamed Djetei, Noguera, Villanueva; I López, I. García, Víctor Martínez, Márquez, Abraham, Uche y José Kante.

ÁRBITRO: Oliver de la Fuente Ramos (Comité Castilla-León).

CAMPO Y HORA: El Arcángel, 20:00.

Etiquetas
stats