Para ser y parecer

Owusu, en el duelo con el Murcia | ÁLEX GALLEGOS

Quizá hubiera quien pensara en un trayecto sencillo. Es probable que aún haya quien lo considere que lo es o ha de ser. No puede existir una concepción más equivocada, resultado a lo mejor de la desmemoria o la falta de experiencia. La Segunda División B no es precisamente una competición fácil. Y mucho menos, cómoda. Más bien todo lo contrario y especialmente para clubes que sienten estar fuera de lugar. La última idea la combate desde hace tiempo, si no desde su llegada, Enrique Martín. El navarro es hombre de fútbol y sabe bien cuánto cuesta ganar. El nombre es insuficiente si no se hacen méritos en el césped. Sobre todo cuando el rival se presenta como uno de los más duros. Es el caso del Badajoz, al que recibe el Córdoba este viernes en la que es su primera confrontación directa por el play off -no es el segundo como consecuencia del delicado momento que atraviesa el Murcia, que visitara El Arcángel antes-.

“Aquí nadie gana con el nombre”, aseveró el técnico el viernes. Fue un aviso a todos aquellos navegantes que crean que sólo por la supuesta categoría ya se suma de tres en tres. El Córdoba es de bronce, igual que cualquiera de los equipos que con él se encuadran en el Grupo IV. Es en el verde donde se juegan los partidos y es ahí donde el conjunto blanquiverde pretende seguir con paso calmado hacia una división que, cabe recordar, perdió meses atrás. Por el momento permanece invicto y sólo una menor cantidad de goles le impide ocupar una de las cuatro primeras posiciones. Está donde quiere estar, según Enrique Martín. Aunque realmente a todos gustaría que ese mensaje tuviera lugar con el cuadro califal instalado en la zona que al término de la temporada permite pugnar por el ascenso a Segunda A. “El trayecto acaba en junio”, recordó el preparador navarro.

Cierto es esto último pero no lo es menos que al Córdoba le falta aún mucho juego. En las cuatro primeras jornadas apenas ha gozado de períodos de superioridad respecto de sus rivales. Para no pocos el conjunto blanquiverde está obligado a dar más: está lejos de ofrecer la imagen de rival a batir que se le presupone. Por este motivo el duelo de este sábado viene a ser una auténtica prueba de fuego para los de Enrique Martín, que afirmó al respecto que en el vestuario trabajan para lograr esa progresión. De esta forma, el cuadro califal tiene una doble tarea ante el Badajoz: vencer y convencer. Más si cabe en un enfrentamiento con un adversario directísimo en la lucha por el play off. Ante los pacenses ha de intentar que la imagen sea más positiva y causa principal de una victoria que en realidad es lo esencial. Porque nadie debe olvidar que un triunfo tiene el mismo valor cuando es por 3-0 que cuando es por 1-0, de penalti y en el último minuto. ¿A qué suena esto? Al 2-1 ante el Recreativo Granada de la primera jornada.

Lo que está claro es que el Córdoba quiere ser y parecer, como la mujer del César. En la categoría le ven como el gallo amo del corral pero por el momento es sólo uno más. Si es favorito tiene que demostrarlo y qué mejor oportunidad que un equipo hecho con el mismo objetivo y en plena forma. El Badajoz llega a El Arcángel tras encadenar tres victorias, con condición de invicto y en tercer lugar clasificatorio. El número de puntos que muestra su casillero es el mismo que el líder y el segundo, dato que también toca resaltar. Por si fuera poco, el extremeño es el equipo menos goleado del Grupo IV con un solo tanto en contra -está igualado con el Linense en este aspecto-. El conocido equilibrio entre defensa y ataque lo convierten los albinegros en rentabilidad casi total. Superar a los pacenses no sólo es básico para regresar al play off sino también para hacer una demostración de fuerza.

Entrenado por Mehdi Nafti, el Badajoz tiene la intención de asaltar El Arcángel y dar la razón a Enrique Martín cuando aseguró que “aquí nadie gana con el nombre”. Ésta es otra cuestión de interés para el Córdoba: el mantenimiento de su estadio como todo un fortín. El éxito pasa por el feudo propio, donde por ahora los blanquiverdes sólo saben ganar. Que continúe así la estadística es otra tarea de un equipo que va a encarar el choque con cambios en el once, aunque no demasiados. Asegurado está, al menos según palabras del técnico navarro el viernes, el regreso a la alineación de Javi Flores. El de Fátima va a ser el compañero de batalla de Imanol García y José Antonio González en la medular, donde el preparador califal quiere sentar las bases para conseguir el papel de dominador que tanto se ansía.

Muy probable es también el retorno de Jesús Álvaro al lateral izquierdo. ¿Puede haber más movimiento en la zaga? Sólo lo sabe Enrique Martín, quien además aprovechó para ensalzar la labor de Chus Herrero como pivote en Yecla. Esta vez al aragonés le va a tocar aguardar su oportunidad en el banquillo, al igual que a De las Cuevas. De hecho la inclusión del alicantino en la convocatoria no está garantizada. Depende de que su estado de forma, tras las molestias que le dejaron fuera de la lista para el duelo con el Yeclano, sea el idóneo. En este sentido, resulta importante el hecho de que el Córdoba sólo cuente con la baja de Fidel Escobar, cuya vuelta a la normalidad espera el preparador califal para la siguiente jornada.

ALINEACIONES PROBABLES

CÓRDOBA CF: Isaac Becerra, Fernández, Fernando Román, Xavi Molina, Ángel Moreno, Jesús Álvaro, Imanol García, Javi Flores, José Antonio González, Juanto Ortuño y Owusu.

CD BADAJOZ: Kike Royo, Toni Abad, Iván Casado, César Morgado, Candelas, Carlitos, Sergi Maestre, Caballero, Héber Pena, Dani Segovia y Gorka Santamaría.

ÁRBITRO: Pedro Eugenio Muñoz Piedra (Comité Madrileño).

CAMPO Y HORA: El Arcángel, 19:00.

Etiquetas
stats