El Palma Futsal 'de los cordobeses', al lío

Rafa López, en la vuelta a los entrenamientos | PALMA FUTSAL

Si las ligas regulares han parado, no así las fases de ascenso o por el título. Este es el caso del fútbol sala, que, tras suspender el resto de la competición liguera, abre paso a una fase por el campeonato un tanto descafeinada. Sin gente en las gradas y con muchas dudas respecto a su celebración -aunque lo más seguro en ello es que se celebraría en el Martín Carpena de Málaga-, los ocho primeros hasta el parón del coronavirus vuelven a los entrenamientos para prepararse para ese posible play off por el trofeo de campeón de liga. En él está metido el Palma Futsal, que acudiría como quinto clasificado a la cita, equipo que es el segundo equipo de la categoría con más cordobeses en sus filas, solo por detrás, obviamente, del Córdoba Patrimonio de la Humanidad.

El cuadro mallorquín tiene en su vestuario a Lolo Urbano, Carlos Barrón y Rafa López. Los jugadores cordobeses son pesos pesados en el vestuario y han vuelto a los entrenamientos tras haber dado negativo en las pruebas del coronavirus, situación que se ha dado en toda la plantilla y cuerpo técnico del equipo. El único guardameta de los tres, Carlos Barrón, que además es uno de los capitanes del cuadro balear, señaló a la LNFS que "estamos muy contentos por pisar la madera porque llevábamos mucho tiempo entrenando en casa y en la pista de atletismo. Es muy beneficioso para nosotros. El trabajo se ha adaptado a nivel individual y la evolución tiene que ser de menos a más".

Por su parte, Rafa López, cierre indiscutible del equipo, aseguró que "siempre es bueno poder volver poquito a poco a nuestra normalidad dentro del parqué. Tenemos ganas de seguir mejorando siendo conscientes de que todavía tenemos un proceso muy largo por la inactividad tan larga que hemos tenido". El Palma Futsal, de este modo se encuentra ahora en plena fase de preparación para el posible play off por el título.

En este sentido, la fase por el campeonato, en estas fechas, alberga todas las dudas habidas y por haber. Con tan solo la débil certeza de que se celebrará en Málaga, lo cierto es que se tendrán que asegurar y mantener desinfectadas todo aquello que ayude en la celebración del evento, además de confirmar la seguridad de los jugadores y resto de empleados que serán partícipes de lo que es, al menos todos los años, una fiesta del fútbol sala. Y habrá participación cordobesa con muchas posibilidades de alzarse con el trofeo si es que las autoridades sanitarias así lo permiten y evalúan.

Etiquetas
stats