Paco Castillo lo tiene claro: “Lo importante es saber cómo vamos a mantener al equipo”

.

Subir de categoría siempre es motivo de alegría y entusiasmo para la gente que es aficionada al club protagonista, pero no siempre es oro lo que reluce. Cuando los deportes no están en plena portada informativa, las entidades pierden el valor económico que un ascenso puede suponer. De hecho, varios conjuntos han renunciado a jugar en una superior división debido al alto coste económico que se realiza al inscribir al equipo. Por ello, el entorno del Adesal está muy preocupado con la próxima temporada. Es seguro que van a poder competir, pero el club de La Fuensanta necesita un aporte económico para confeccionar una plantilla que necesita refuerzos en determinadas posiciones. Paco Castillo, presidente de la entidad cordobesa, ha admitido a CORDÓPOLIS que lo importante ahora es "saber cómo vamos a mantener al equipo".

Y es que el máximo dirigente del Adesal se encuentra preocupado por el papel que sus chicas pueden hacer en la Liga Guerreras Iberdrola, máxima categoría del balonmano femenino nacional. "Si asciendes y al año siguiente desciendes te creas muchos problemas hasta deportivamente", explica un Castillo que quiere conformar un equipo competitivo y apto para la nueva división, por lo que "lo importante ahora es cómo vamos a mantener el equipo". Por otro lado, el presidente fuensantino sabe que todo el deporte gira en torno a una cosa, el dinero. "Puedes necesitar más o menos según la cantera que tienes en casa, pero, al fin y al cabo, todo el mundo come", ya que "tienes que darle una compensación económica acorde aunque sean de la casa", apunta.

Sin embargo, el Ayuntamiento de Córdoba parece estar dispuesto a colaborar. El pasado jueves, el consistorio acogió una recepción a la plantilla del Adesal por su flamante ascenso a la Liga Guerreras Iberdrolas. En este acto también participó Manuel Torrejimeno, presidente del Imdeco, que alabó las características de este equipo y su buen hacer a lo largo de esta temporada. "Que siete jugadoras de La Fuensanta vayan a jugar el año que viene con las mejores a nivel nacional es para sentirte muy orgulloso", explicó el presidente antes de darle paso a José María Bellido. El alcalde subrayó las palabras de Torrejimeno y admitió la importancia de este ascenso para la ciudad. "Nosotros os tomamos como ejemplo porque trabajando duro en Córdoba se puede llegar muy lejos", aseveró.

Aunque la subvención no ha llegado a lo largo de esta campaña. Un equipo como el Adesal necesita una cuantía económica mínima para asegurar su participación en una categoría tan importante como es la Liga Iberdrola. Por ello, Bellido aclaró a CORDÓPOLIS que espera llegar a un acuerdo con la entidad fuensantina. "Esta colaboración es importante debido a que nos debe sacar el rédito que tiene al estar en División de Honor y que también les sirva a ellos para sacar adelante su proyecto", afirmó. Un problema que deberá resolverse en las próximas semanas para que el Adesal compita en las mismas condiciones, al menos económicas, que sus rivales para conseguir la consolidación en la máxima categoría del balonmano femenino nacional.

Etiquetas
stats