El nuevo Adesal se estrena en la Copa Andalucía

Paco Bustos, entrenador del Adesal Córdoba | MADERO CUBERO
El equipo cordobés, aún en fase de construcción, recibe en La Fuensanta al Vícar Goya en el partido que abre la fase preliminar

Atrás, muy atrás, ha quedado aquel 12 de octubre de 2014 cuando Meriem Ezbida, capitana del Adesal, levantaba en Málaga el trofeo que acreditaba al equipo como campeón de la Copa de Andalucía por primera vez en su historia. Pasada la temporada, el representativo de La Fuensanta terminó descendiendo a la División de Honor Plata e iniciando, de paso, un nuevo proceso dentro de su proyecto de club.

Porque este sábado vuelve la Copa Andalucía a escena y lo hace con el Adesal defendiendo el título, aunque sus perspectivas son otras más tranquilas. Y todo comienza por la configuración de una plantilla que aún está por hacer. Es decir, que poco tendrá que ver el formato de equipo que se medirá a partir de las 20:00 horas en La Fuensanta al Vícar Goya con el que el próximo 26 de septiembre hará lo mismo y ante el mismo rival en Liga. Entonces, sí habrá una dimensión real. “Tiene su importancia, pero para nosotras es un paso más por dar. Sabemos que es un título que está en nuestro poder y hace ilusión, pero las circunstancias han cambiado porque somos un equipo por hacer y quedan jugadoras por venir. Nuestra meta está en el 26 de septiembre, que es cuando empieza la Liga”, admite Paco Bustos.

Con todo, eso no quita para que el equipo que entrena Paco Bustos, quien se sentará por primera vez en el banquillo de La Fuensanta, quiera agradar y tenga múltiples motivos para que así sea. Por lo pronto, será la excusa para ver a los fichajes como la rumana Andreea Marin o Espe López, quien vuelve a un escenario donde fue pieza vital para lograr un ascenso de categoría.

Pero el Adesal también es cantera y será una gran excusa para asistir a la promoción de jugadoras como Miriam García, Olga Solana o Raquel Guirao, así como a la reaparición de Vanessa Benítez. Y también para comprobar que la consolidación de Ángela Ruiz es toda una realidad, puesto que para ella se queda la responsabilidad en el extremo derecho. En el apartado de las dudas, se hallan Alba Sánchez, quien prácticamente no ha entrenado a lo largo de la semana, así como Arantxa Hernández, quien no ha completado algunas sesiones por precaución

Y mientras que el Adesal aún está en construcción, y pendiente de lo que el mercado le pueda proporcionar; su rival, el Vícar Goya, aparecerá como una de las grandes apuestas al ascenso después de disputar las dos últimas temporadas la primera fase de los sectores. Cuenta en sus filas con buena parte de la talentosa cantera almeriense a la que se han sumado las hermanas Conejero. En definitiva, una buena fórmula de enjuiciar cómo está siendo la fase de preparación de un equipo que aún está por hacerse y que dará una medida más real el 26 de septiembre cuando los puntos estén en juego.

Etiquetas
stats