Una nueva racha positiva que llega de forma discreta

Pedro celebra su gol ante el Mirandés FOTO: ÁLVARO CARMONA
El Córdoba no termina de ofrecer un juego vistoso, pero logra igualar su mejor dinámica de duelos sin perder de esta temporada, algo que puede superar en su visita al Barcelona B

Pudo resultar, en modo alguno, una decepción. Es posible que dejara un mal sabor de boca. No en vano, en el duelo con el Mirandés había puestas muchas esperanzas de volver a luchar por un play off que, sin embargo, todavía se mantiene cerca. El triunfo que se escapó habría permitido igualar con el Recreativo de Huelva, que es en estos momentos el equipo que ocupa la última plaza de eliminatorias de ascenso -gracias a que se encuentra en la tercera posición el Barcelona B, el próximo rival blanquiverde-. Además, el empate provocó que no se pudiera alcanzar la mejor cifra de victorias consecutivas, marcada en cuatro, de los últimos 11 años. Sucedió todo en El Arcángel, donde las cosas no funcionan en la segunda vuelta del campeonato, y después de tomar ventaja en el marcador, aunque el desarrollo del encuentro llevó incluso a temer en determinados instantes por la derrota. Visto así, quizá el punto sumado no tuviera efectos positivos.

Sin embargo, sí los tuvo si se tiene en cuenta que sirvió para igualar la mejor racha de partidos sin perder. Porque el Córdoba de Albert Ferrer equiparó en ese sentido al de Pablo Villa al añadir una quinta jornada sin conocer la derrota, algo que sucedió de la mano del técnico alcorconero allá por los meses de octubre y noviembre. Fue entre las jornadas décima y décimo cuarta, ambas inclusive, cuando el cuadro califal consiguió la que hasta ahora había sido su dinámica más positiva de esta campaña que poco a poco se acerca a su final. Con todo, existe una diferencia entre aquella situación y la que atraviesa el conjunto blanquiverde en la actualidad, y es el guarismo de puntos en ese período. Al final del primer cuarto del curso, el equipo sumó nueve de 15 posibles, mientras que en esta ocasión son 11 los que añadió a su casillero. Una victoria por un empate es lo que establece ese pequeño matiz.

Ese hecho se debe a la consecución de la mejor racha de la temporada en lo que a triunfos consecutivos se refiere, que tuvo lugar en Alicante, ante el Hércules (0-1). Fue el Mirandés el que evitó que creciera esa estadística favorable, que pocos conjuntos de Segunda A pueden contar lograron en algún momento. Sólo Deportivo, Las Palmas, Sabadell, Real Madrid Castilla y Barcelona B hicieron 12 de 12 esta campaña. El Recreativo, por cierto, es el único que superó esa racha al encadenar seis victorias entre las jornadas cuarta y undécima. Así las cosas, el cuadro califal se tuvo que conformar con las tres seguidas, que no son poco si se tiene en cuenta que desde la segunda fecha del campeonato no lograba ganar enlazar dos partidos ganados y que llegó en un momento clave, cuando peor lo pasaba en la tabla.

Aun así, de vuelta a la dinámica de encuentros sin perder, el Córdoba tiene la opción de superarla y prolongar una etapa de regularidad. Una regularidad que apenas se tuvo por costumbre en la categoría de plata en la presente campaña. El pico más alto en este sentido es el que logró el Éibar entre las fechas 22 y 32, con 11 choques en que no conoció la derrota. Precisamente, quien quiere discutir ese récord es el filial del Barcelona, el rival de los blanquiverdes el próximo sábado (20:00). Los azulgrana se encuentran en el mejor momento de la temporada, que les lleva a encadenar nueve jornadas sin caer y a sumar cuatro victorias consecutivas. Así las cosas, no resultará sencillo para los de Albert Ferrer continuar, a pesar del pequeño tropiezo con el Mirandés, con la mejoría de resultados.

Etiquetas
Publicado el
28 de abril de 2014 - 22:00 h
stats