Nueva incertidumbre en el Córdoba: a trámite la recusación del juez de lo Mercantil número 1

El juez Antonio Fuentes.

La sensación de incertidumbre aparece de nuevo en torno al Córdoba. Así es después de la admisión a trámite del incidente de recusación del juez Antonio Fuentes que días atrás planteara Magdalena Entrenas. El recurso de la abogada, que fuera consejera y asesora jurídica de la entidad, contra el titular del Juzgado de lo Mercantil número 1 es aceptado en la Ciudad de la Justicia tras su presentación el pasado jueves. Tal hecho supone la paralización del procedimiento de pago del primer concurso de acreedores de la antigua sociedad anónima deportiva (SAD), correspondiente a 2011. De éste aún restan algunas cantidades por abonar. Además, la situación conlleva para el club el riesgo de no poder actuar en el mercado invernal.

El escrito de Magdalena Entrenas, cabe recordar, contaba con un total de 26 páginas en las que se argumentaba la motivación. Ésta no era otra que la consideración tanto por parte de Magdalena Entrenas como de su despacho, Sanivo, de la existencia de una “falta de imparcialidad manifiesta” en la actuación de Antonio Fuentes. De ahí que la letrada, en su nombre y el de su bufete, decidiera solicitar que el juez fuera apartado del proceso relacionado con el cambio de propiedad del Córdoba. Este incidente de recusación tenía y tiene como causa cada uno de los autos dictados por el titular del Juzgado de lo Mercantil número 1 en relación a la apertura de un segundo concurso de acreedores en la SAD anterior y la venta de su unidad productiva, que se efectuó hace dos semanas a favor de Infinity.

Según adelantó Canal Sur Radio y pudo confirmar este periódico, dicho incidente de recusación fue admitido a trámite por la Audiencia Provincial. Es ahí, en la Ciudad de la Justicia, donde ahora debe resolverse la cuestión planteada, que de entrada podría significar que Antonio Fuentes sea retirado del mencionado procedimiento en relación al Córdoba. El desenlace tardará en producirse unas semanas pues éste es el período comprendido para que se produzca un dictamen. El caso es que esta decisión provoca como primera consecuencia que no haya podido culminarse el pago de las cifras que restaban del concurso de acreedores iniciado en 2011. El mismo trató de acelerarse a comienzos de esta semana por parte de los administradores judiciales y lo cierto es que a punto estuvo de cerrarse.

Cabe recordar en este sentido que los en torno a 500.000 euros que faltaban para dar el carpetazo definitivo a ese concurso forman parte de los tres millones que depositó Infinity en su día para adquirir la unidad productiva del club. Además, la espera para conocer qué sucede con Antonio Fuentes y la mencionada solicitud de recusación supone un riesgo de cara al mercado de invierno. Los plazos harían que no hubiera solución, en principio, hasta enero, lo que imposibilitaría la acción del Córdoba durante ese tiempo. No queda otra que aguardar novedades.

Etiquetas
stats