Los que están y no los que son, todavía

Entrenamiento del Córdoba B | CÓRDOBA CF

Son todos los que están pero no están todos los que son. ¿O es al revés? No, así es y así ocurre estos días en la Ciudad Deportiva. La situación se produce en dos casos a priori distintos pero sin embargo completamente vinculados. El refrán, en definitiva, es el perfecto resumen a la realidad actual en las instalaciones del Camino de Carbonell tanto para el primer equipo como para el segundo del Córdoba. Básicamente porque todavía restan muchas piezas a cada uno de ellos. Pero el detalle más significativo a estas alturas es quizá el del filial, que a las órdenes de Germán Crespo vive su inicio de pretemporada con una destacada cifra de futbolistas juveniles. Dicha circunstancia se da como efecto de una especie de reacción en cadena, toda vez que un total de 12 jugadores del B arrancan bajo la batuta de Juan Sabas.

En efecto, como se sabe desde la pasada semana -cuando comenzó, el miércoles, el período estival de preparación-, es numerosa la participación con el primer equipo de futbolistas del B. Su entrenador, Juan Sabas, está al frente de hombres como Antonio Moyano o Fran Gómez, así como de otros recién llegados como Javi Romero o Álex Meléndez. La situación es muy propia de estas fechas -no en el calendario sino en lo que se refiere a las prácticas sobre el verde- pero en esta ocasión resulta más curiosa. No en vano, el filial del Córdoba está falto aún de gran parte de sus recursos para la campaña 2020-21. Tanto es así que a día de hoy está bajo la batuta del que ha de ser su técnico, Germán Crespo, la mitad del plantel.

Fue el martes cuando el B echó a rodar de cara a la temporada venidera. Lo hizo con 23 jugadores, de los que 12 se encuentran aún en edad juvenil -están llamados a jugar en dicha categoría-. Son los guardametas Cristian y Eric; los defensas Óscar, Ángel y Ale Muñoz; los centrocampistas Kike Llamas, Javi Feria y Raúl, y los atacantes Rubén, Juan Ignacio, Tate y Pirri. A ellos es probable que pueda añadirse Fran Gómez, quien al comienzo de la pretemporada se ejercita con el primer equipo. Mientras, la escena del filial en la Ciudad Deportiva la completan Corona (portería), Maristany, Manolete (defensa), Migue, José Manuel, Galisteo, Marcelo, Rovi (centro del campo), Álex Marín y Puga (ataque). Muchos de ellos entran, por cierto, en su primer año de sénior.

De los efectivos con que sí cuenta Germán Crespo desde el martes se encuentran tres de los muchos fichajes que realizó la entidad para el segundo equipo ante la 2020-21. Se trata de Carlos Puga, incorporación adelantada días atrás por El Día de Córdoba, Miguel y Álex Marín. Los tres son futbolistas de perfil ofensivo. El primero procede del Motril, mientras que los otros dos llegan desde el Castilleja. En cuanto al resto de las contrataciones para el B, Javi Romero, Álex Sánchez, Álex Meléndez, Núñez y Luismi entrenan junto con el grupo frente al que está Juan Sabas. Junto a ellos cabe agregar un caso distinto, que se incluye en esta docena de futbolistas del filial aunque todavía no pertenece a él. Se trata de Juliaan Laverge, portero belga que está a prueba.

Además, con Javi Flores, De las Cuevas o Piovaccari y compañía también trabajan desde el inicio de la pretemporada otros seis jugadores del B que ya lo eran el curso anterior. Son los casos de Manolillo y Juan Luna en defensa, Alberto del Moral, Fran Gómez y Antonio Moyano en el centro del campo y Felipe Veloso en la delantera. De estos nombres la duda se cierne no sólo sobre el posible rango aún de Gómez como juvenil sino de la opción de que Moyano tenga ficha sub 23 del primer equipo. Estas incógnitas se han de resolver próximamente, mientras la primera plantilla termina de cobrar forma y la segunda se unifica bajo la dirección de Germán Crespo.

Etiquetas
stats