Aquí no se mueve nadie: sexto lleno en El Arcángel

Aficionados en El Arcángel | ÁLEX GALLEGOS

Sucedió una vez. Y otra. Y otra más. Así hasta seis. El Arcángel acapara el foco mediático cada vez que juega el Córdoba, un equipo que lleva meses enquistado en los puestos de descenso pero que recibe el aliento de una hinchada incombustible. Al cierre de las taquillas este viernes, el club colocó el cartel de “entradas agotadas”. El partido de este domingo ante el Lorca (18:00) es de trascendencia monumental. Los visitantes llegan situados por debajo del Córdoba, una circunstancia que lo condiciona todo. Los de Sandoval pueden aniquilar a un adversario directo y, de paso, mantenerse al acecho de los equipos que le preceden. En la lista de convocados no faltará, una vez más, la afición blanquiverde.

“Los jugadores que tienen que salir con el corazón de las 22.000 personas que habrá allí. No nos vamos a venir abajo si perdemos un partido. Estamos igual que cuando yo vine, los terceros por abajo. Y tenemos que empezar a crecer”, dijo en la sala de prensa José Ramón Sandoval a propósito del respaldo del cordobesismo.

En los cinco partidos anteriores se terminó el papel en las taquillas, aunque en todos ellos se detectaron huecos vacíos en la grada. Ante el Barcelona B se registró, por los tornos, una afluencia de 17.547 espectadores. En el duelo frente al Granada hubo 16.783 y en el siguiente, contra el Real Valladolid, se ocuparon 14.670 asientos. Ante el Lugo también se agotaron las entradas en las taquillas, aunque los tornos reflejaron una asistencia de 15.588 espectadores, todavía lejos de los algo más de 21.000 asientos de los que dispone El Arcángel. En su última comparecencia, contra el Real Oviedo, se llegó a los 18.008 asientos ocupados. La mejor marca de la presente temporada.

¿Se superará este domingo contra el Lorca? La fiesta estará aderezada por la necesidad. Después de la derrota en Soria ante el Numancia, el Córdoba tiene una jornada menos para alcanzar los 18 puntos que le faltan para los 50. Quedan nueve partidos, 27 puntos en juego, y el Córdoba empieza el baile en el alambre. “Queremos sentir a la afición con nosotros y que nos apoye, pero sobre todo en los errores”, dijo esta semana el presidente, Jesús León, tras el homenaje que rindió el club a José Luis Navarro y Queco como leyendas del club. La hinchada sigue siendo el principal patrimonio de un Córdoba CF que lucha por seguir militando una temporada más en Segunda, haciendo de su sufrimiento un espectáculo.

Etiquetas
stats