La necesaria reconstrucción del fortín

Los jugadores del Córdoba Patrimonio de la Humanidad celebran un gol | MADERO CUBERO

“Vista Alegre tiene que ser nuestro santuario”. Ésta es la idea que utilizó Miguel Ángel Martínez Maca a principios de enero para exponer la importancia de hacer un fortín del Palacio Municipal de Deportes. El técnico expresó entonces de la manera más clara la premisa fundamental del Córdoba Patrimonio de la Humanidad para la campaña de su debut en Primera. La permanencia pasa sobre todo por los partidos de casa se indicó al comienzo y se insistió después. Tal es la visión todavía, pese a que el cuadro califal no atraviesa precisamente su mejor momento en feudo propio. Una circunstancia ésta que pretende cambiar cuanto antes y qué mejor que hacerlo ya el sábado en un duelo con aspecto de final. El conjunto blanquiverde recibe al Fútbol Emotion Zaragoza, que es penúltimo, y tiene la obligación de retomar la senda positiva ante su público.

Es muy necesaria la reconstrucción del fortín de Vista Alegre. Principalmente cuando el rival es directísimo y la diferencia entre la victoria y la derrota es excesiva. También porque es la única forma, por ahora, de contrarrestar las adversidades sufridas en su papel de visitante. La falta de triunfos en el Palacio Municipal de Deportes es lo que ha provocado de hecho que el Córdoba Patrimonio de la Humanidad sienta por primera vez apuro real en la clasificación. Ahí están las estadísticas, que en global hablan de una dinámica de ocho jornadas consecutivas sin sumar de tres. En este sentido, los de Maca dejaron de vencer hasta en tres ocasiones como locales. Y es esta racha la que ha terminado por meterles en complicaciones.

Los números lo dicen todo. Durante la primera vuelta, el conjunto blanquiverde perdió tres de sus siete partidos en Vista Alegre. Fueron los que disputó ante los tres grandes de la mejor liga del mundo: Movistar Inter, ElPozo Murcia y Barça. Después sólo cedió un empate ante el Aspil Jumpers Ribera Navarra. Cierto es que ese resultado fue una especie de mazazo por las formas y el fondo: el cuadro tudelano llegó a Córdoba con una plaga de bajas y era una oportunidad de oro para marcar distancias. Más allá de ese tropiezo, el equipo de Maca contó por victorias el resto de choques disputados en el Palacio Municipal de Deportes. Este hecho permitió que pudiera mantener una línea de calma a lo largo de una temporada en la que aún no piso las plazas de descenso.

Vista la trayectoria en el primer tramo del campeonato, la confianza era máxima tras el cambio de año. Al cuadro califal le restaban ocho encuentros con el rol de local y eso se entendía como una suerte de garantía. Pero los planes se empezaron a trastocar el 11 de enero, justo un día después de que Maca dijera aquello del santuario. Entonces el Córdoba Patrimonio de la Humanidad tuvo que conformarse con un empate ante un Levante al que fue capaz de remontar un adverso 0-2. No fue considerado grave más que doloroso ese marcador, tampoco un augurio de lo que podía venir después. Pero tras ese choque el conjunto blanquiverde disputó dos más en su pista sin conseguir el triunfo. Perdió ante el Viña Albali Valdepeñas (2-3) y de nuevo igualó con el Servigroup Peñíscola (3-3). Así fue cómo crecieron los problemas.

De repente, el efecto Vista Alegre había desaparecido. Tanto es así que los de Maca no saben lo que es ganar en su feudo en lo que va de 2020. La última victoria llegó en diciembre, ante el Pescados Rubén Burela (5-1). Se trata por tanto de una dinámica que necesita romper sí o sí cuanto antes el Córdoba Patrimonio de la Humanidad. Y la fórmula para conseguirlo es también mejorar el manejo de los partidos, ya que los tres últimos se escaparon en situaciones favorables en mayor o menor medida. Sin ir más lejos, el conjunto blanquiverde se imponía al Viña Albali Valdepeñas por 2-0 en tiempo de descanso y se vio remontado entre los minutos 37 y 39. En el más reciente duelo, ante el Servigroup Peñíscola, la escena fue similar: tras superarle por 3-1 en el primer acto cedió un empate con tanto en el 36.

Etiquetas
stats