Nacho Romero renueva a los 44... ¡y quiere seguir hasta los 50!

Nacho Romero, en Vista Alegre, durante un partido entre el Huelva y el Bball | TONI BLANCO

Volverá a formarse en torno a él el habitual corrillo de curiosos en busca de un autógrafo o un selfie cuando visite las canchas de la Liga EBA. Pero entre los seguidores no sólo habrá jóvenes, sino hinchas maduros que en su día vieron al gigante de Pedroche codearse con los mejores de la ACB. Nacho Romero Misas (Córdoba, 1973) seguirá jugando esta temporada en el CD Enrique Benítez de Huelva, que cuenta con él como uno de sus estandartes y una pieza mediática de primer nivel. Ya en la pasada campaña, cuando el pívot pedrocheño de 2'13 llegó desde el Utrera, usó su imagen para lanzar la campaña de abonados. El resultado que dio en la cancha fue excelente: 10'4 puntos y 6'2 rebotes de promedio en 29 minutos por partido. Con 43 años, ojo.

El CD Enrique Benítez ha anunciado que continuará una temporada más. “El club está de enhorabuena puesto que el gran capitán, Nacho Romero, renueva por una temporada más con nuestro primer equipo, que esta edición será nuevamente escuadra de Liga EBA. Hablar de Nacho Romero en el baloncesto nacional el internacional es hablar con mayúsculas de un jugadorazo con un historial impresionante”, dice el club onubense en un comunicado oficial, en el que explica que “mientras el cuerpo aguante y se divierta, como siempre comenta, nos deleitará por esas canchas tan conocidas para él y para todos nosotros, incluyendo nuestro santuario del Andrés Estrada”. Por su parte, Nacho Romero ha comentado su decisión a través de sus redes sociales con su talante habitual: “Feliz e ilusionado como el primer día. El objetivo es llegar a los 50 jugando”.

El pívot cordobés, plata en el Eurobasket de Francia de 1999 y campeón de Liga y Euroliga con el Real Madrid en la 93-94 y 94-95, respectivamente, cumplirá su cuarta temporada en el Club Deportivo Baloncesto Enrique Benítez de Liga EBA, donde ya militó en las campañas de 2013 y 2015. Después de un amago de retirada en 2013, después de 249 partidos oficiales en nueve temporadas con el Melilla de la LEB Oro, decidió que quería seguir en la batalla. Y hasta hoy. El próximo curso volverá al Palacio Vista Alegre con el Huelva, que sigue adiestrado desde el banquillo por el veterano Javier Rodríguez Walls.

Romero, natural de la localidad de Pedroche, firmó, tras pasar por el juvenil del Collado Villalba, por el Real Madrid en verano de 1990. Llegó a debutar en ACB y a formar parte de la plantilla que ganó la Copa de Europa en 1995.

Su paso durante un lustro por el Caja San Fernando, en el que llegó a ser capitán, lo asentó en la élite del baloncesto nacional. De hecho, con aquel equipo logró dos subcampeonatos, uno de liga y otro de Copa, y vivió uno de los momentos más épicos de su amplia trayectoria. Un triple suyo en los últimos instantes en el mítico pabellón Raimundo Saporta le daba al  conjunto sevillano ventaja en las semifinales de la 98-99 frente al Real Madrid.

A partir del 2001 comenzó una travesía por multitud de equipos (Lleida, Qalat, Aveiro, Tarragona, Algeciras…) en un viaje permanente con la maleta a cuestas. Hasta que cruzó el estrecho. En el Melilla de LEB Oro (por esos años Adecco) encontró su sitio y se ganó el cariño y el respeto de toda una ciudad. Después llegó la aventura en Huelva, con un paréntesis en Utrera. La película aún no ha terminado.

Etiquetas
stats