El Muser Auto se presenta a medio hacer

Ricky Caballero trata de pasar a Ángel López ante la presencia de David Suka | TONI BLANCO

Después de muchos meses de ausencia, el baloncesto retornó al Palacio Vista Alegre para un partido de presentación en el que el Muser Auto Cordobasket pretendía mostrar sus poderes para la temporada 18-19 en la Liga EBA. Las circunstancias hicieron que lo que se vio sobre la cancha fuese simplemente un boceto, con un grupo de jugadores que pusieron voluntad y esfuerzo ante un adversario mucho más competente y compacto. El CB Andújar de Nacho Criado se llevó el encuentro con total claridad, sin dejar ningún tipo de opción a los anfitriones. Desde el 5-14 inicial hasta el 52-83 final se pudo comprobar que a los cordobeses les queda más camino por recorrer, aunque para ambos empezará la competición el próximo 6 de octubre. Al Muser Auto de Jesús Lázaro le aguarda un duro arranque, pues sus jugadores extranjeros se incorporan este fin de semana y varias piezas referenciales del equipo sufren lesiones.

Además del base Carlos García -con una lesión que le tendrá al menos mes y medio lejos de las pistas- y el pívot Rafa Blanco -que será operado de rodilla y tardará algunos meses aún-, el Muser no contó en esta ocasión con el ala pívot Joselito Gutiérrez ni el pívot José Antonio Moreno, aquejados de distintas molestias. El gran reclamo del partido, el pívot Carlton Allen, tampoco se vistió de corto. El estadounidense tuvo problemas con el viaje y llegó al pabellón en el tiempo de descanso, cuando su equipo ya caía por un concluyente 24-57. El pívot se sentó en el banquillo y lo vio desde allí junto a los que serán sus nuevos compañeros en este curso deportivo.

El partido tuvo poquísima historia en lo competitivo. Los 300 espectadores aplaudieron el esfuerzo de los de casa, reconociendo su rebeldía ante lo inapelable de los sucesos en la cancha. El primer cuarto terminó con 13-30. El Andújar, con gente experta como el escolta David Suka -un ejemplo de compromiso y eficacia a sus 42 años- o Rafa Ramos, además de los fichajes de Berni Castillo (ex Granada) y José  Martínez (ex Melilla), se despegó muy pronto. El Muser Auto, apoyado sobre todo en el base Ángel Vázquez y el alero Adolfo Vega, además de la ferocidad defensiva de Unai Friscia y la lucha interior de Ángel López, trató de oponer resistencia. No hubo manera. El Andújar mandó de forma aplastante en la primera parte, logrando ventajas inalcanzables (minuto 18: 16-50) que condicionaron el resto del encuentro.

Lo mejor del equipo de Lázaro llegó tras el intermedio. Después de que los iliturgitanos lograran su máxima renta (24-63), el equipo cordobés apretó los dientes y con varios juniors en la pista logró un parcial de 16-0 a favor que adecentó el marcador (40-63), que era lo máximo que podía hacer dada la situación. Con el tanteador como una cuestión accesoria, el partido permitió ver la evolución de jugadores como el canterano Álvaro Cordón o una brigada de juniors con Alejandro Asencio, Mario Jiménez, Eduardo Salcines, Alonso Jiménez, Esteban Villar, Juanma Gómez o Manu Jiménez, que dispusieron de minutos para coger experiencia. La escuadra de Lázaro consiguió vencer en el tercer cuarto por 16-9, dejando el marcador global en 40-66.

Criado, técnico del Andújar, también aprovechó para dar minutos a sus jugadores más jóvenes y decidió jugar más de la mitad del último cuarto solo con juniors, confirmando que posee uno de los más talentosos bloques de esta edad en Andalucía, con nombres como los del base Curro Martínez, el escolta Jaime Pérez o los pívots José Manuel Martínez y Son-Altess. El tanteo final, tras un 12-17 en el cuarto, fue de 52-83. Con la llegada de los extranjeros, el Muser Auto Cordobasket tendrá que dar un paso adelante a la espera de ir recuperando a los lesionados. El campeonato oficial arrancará el 6 de octubre en el Palacio de Deportes Vista Alegre ante el Linense. Ahí ya se disparará con fuego real.

Etiquetas
stats