Una montaña cada vez más alta para el Adesal (18-20)

El Adesal volvió a caer derrotado en la sala de La Fuensanta | TONI BLANCO
El equipo cordobés cae ante el Castelldefels y se hunde en la clasificación tras encajar la decimotercera derrota consecutiva

Otra derrota más. Trece seguidas. Una vuelta entera sin ganar va a dejar al Adesal casi sin opciones de luchar por la permanencia cuando aún quedan siete partidos por disputarse. En esta ocasión, su verdugo fue el Castelldefels, que supo leer mejor los momentos decisivos de un mal partido para quedarse con los puntos. Y también con la ilusión de seguir luchando hasta el final. Como se suele decir: algo es algo.

Mientras, el Adesal se quedará con la ansiedad de lograr una nueva victoria, de encontrar una sonrisa con la que acabar un partido. Eso sí, el problema, y es importante, pasa por el hecho de que cada vez se le hace la montaña más alta. Aun así, sus jugadoras lo seguirán intentando con el fin de tener una despedida acorde con la categoría.

Con todo, lo más curioso de esta historia pasa por el hecho de que el partido, que acabó con un pabellón en silencio, comenzó bien o muy bien para el Adesal. Es decir, el cuadro fuensantino tuvo un arranque fluido, encontrando gol con facilidad y con una defensa que se le atragantaba una y otra vez a su rival. Así durante 10 minutos en los que llegó a disfrutar de un 7-2 que invitaba al optimismo.

Pero eso se acabó. Con una doble exclusión, con ataques más que incompletos y con un Castelldefels que sin rozar lo excelso, hacía lo suficiente para agarrarse hasta irse al descanso con empate. Y es que Manaut encontró compañía en Gil, mientras que el Adesal perdió la frescura hasta el punto de acumular hasta más de 12 minutos sin anotar.

De hecho, no lo hizo hasta el comienzo de la segunda parte. Entonces, se repitieron los condicionantes de la primera. Es decir, una pequeña renta de dos goles y varios ataques para ponerse con una diferencia de tres. En definitiva, permitió nuevamente que elpara ponerse con una diferencia de tres. En definitiva, permitió nuevamente que el Castelldefels se adentrara en el partido. Incluso que tomara ventaja poniendo un 12-13 en el marcador. Y, a partir de ese momento, el Adesal se vino abajo. Cada ataque era un suplicio en busca del gol, mientras que las catalanas invitaron a su fiesta también a Ona Muñoz, quien se destapó desde el extremo derecho. Así, el Castelldefels se marchó con un 14-18 que era casi el final de todo.

Aun así, hubo un momento de orgullo que les acercó en el marcador estrechándolo con la posibilidad de ponerse hasta por la mínima. Pero fue insuficiente, porque el Castelldefels hizo mejor su trabajo y fue más frío en los momentos definitivos. Por su parte, el Adesal se quedó con la sensación de que la montaña, de momento, no puede escalarla.

FICHA TÉCNICA

ADESAL, 18: Sobrino; Lulú Dascalu, Yacaira Tejeda (1), Masha Boklashchuk (7), Carlota Rubio (4), Alba Sánchez (1) y Amit Izak (4) –siete inicial-, Meriem (p), Isa Moreno () y Arantxa Hernández (1).

CASTELLDEFELS, 20: Teixidó; Manaut (4); Sancho, Corrales (1), Espínola, Gil (7) y Boada (3) –siete inicial-, Ladró (p); Muñoz (4), Espert (1), Torremorell y Tercero.

ÁRBITROS: Amigo y Espadas. Descalificaron por tres exclusiones a Amit (56’). Excluyeron a Tejeda, Masha por las locales; y a Gil (29, Muñoz por las visitantes.

PARCIALES: 3-0, 6-2, 8-4, 9-6, 9-6, 9-9 (descanso), 11-9, 11-10, 13-13, 14-16, 16-18 y 18-20.

INCIDENCIAS: 100 espectadores en la Sala de La Fuensanta en el partido correspondiente a la decimonovena jornada de Liga en la División de Honor Femenina.

Etiquetas
stats