En el momento oportuno

Luso festeja el gol del empate cordobesista | LFP
El Córdoba arranca un punto al UCAM (1-1) merced a un gol de Luso en el descuento | Los blanquiverdes ofrecen una buena imagen que no traducen en un mayor acierto ofensivo

Un punto más. Con sudor y suerte. Todo el mundo miraba a los delanteros, pero al final decidieron los porteros. Pawel se tragó un córner en el 1-0 y Biel Ribas se metió en su portería para detener un cabezazo de Luso. Dos pifias, dos goles. Una equis en el marcador. El Córdoba de Oltra suma su cuarto punto en dos jornadas y sigue sin conocer la derrota, una circunstancia que alivia. El cuadro califal regresó al estadio murciano con la firme intención de afianzar su posición de privilegio en la tabla con otro triunfo. Méritos hizo más que su rival, el desconocido UCAM. Su idea no era otra que dar una buena nueva a su afición, la mejor. En tiempo y forma adecuados. Pero cuando uno no culmina, puede sufrir. Le ocurrió al conjunto blanquiverde, que se vio por debajo y respiró en el último suspiro. Menos mal que creyó y que Luso apareció para al menos salvar un punto.

El escenario era conocido, aunque presentaba un aspecto totalmente renovado. Tanto que casi nada quedaba de La Condomina, un estadio histórico que en la actualidad refleja el cambio de los tiempos. En la que fuera casa grana y hoy es azul, apareció el Córdoba con la intención de ofrecer otra buena nueva después de la que diera una semana atrás ante el Tenerife. El cartel era idéntico, ningún nombre variaba respecto del duelo con los canarios. La idea tampoco cambió. El conjunto blanquiverde mostró desde el inicio sus pretensiones: quería hacerse con la propiedad del balón, buscar la asociación y romper el esquema defensivo del rival. Pero el UCAM tenía la lección bien aprendida después de su negativo estreno absoluto en Segunda A -perdió por 3-1 en Zaragoza en la primera jornada- y procuró que el conjunto blanquiverde no tuviera facilidades. Los murcianos convirtieron el choque en una película lenta e incluso sin argumento por instantes.

El UCAM reforzó su retaguardia y también intensificó su labor en la presión, una doble medida que le permitió vivir con cierta seguridad a lo largo de buena parte del primer acto. Fue así como el choque transcurrió antes del descanso de manera insulsa, sin que existieran ocasiones claras de gol. Sí es cierto que el Córdoba fue el que más lo intentó, siempre que sus hombres de primera línea no caían en fuera de juego. En ese sentido, las opciones llegaron casi siempre a través de Alfaro, que perfiló diversos disparos sin encontrar puerta. El media punta apareció activo tras Rodri, al tiempo que Juli y Pedro Ríos insistieron una y otra vez por las bandas. Los veteranos propietarios de los flancos del ataque blanquiverde volvieron a ser puñales, aunque esta vez no lograron hacer sangre. Destacado fue también el papel de Edu Ramos, el que mayor presencia tuvo entre la medular y la línea de tres cuartos. Los murcianos, por su parte, dedicaban sus esfuerzos a dejar su meta a cero. Las dos únicas opciones en ataque del cuadro local las tuvieron Imaz al inicio del primer tiempo y Natalio al final. Sus disparos se marcharon muy desviados.

La comunicación parecía tener buen aspecto al descanso. Sólo restaba el gol para que se convirtiera definitivamente en buena nueva. El Córdoba, a pesar de que no consiguió romper la falta de movilidad del marcador de La Condomina, generó en todo momento la sensación de control del partido. Una sensación que también dejó en los primeros compases de un segundo acto en el que sin embargo el peligro generado fue todavía menor al de la primera mitad de juego. Eso sí, el equipo de José Luis Oltra siempre permaneció fiel a su concepción, al menos en el intento, de crear fútbol a través de la combinación. Todo transcurría con normalidad, aunque al cuadro califal se le empezaba a escapar el tiempo para marcar, hasta el minuto 72. Sin embargo, una acción de las que no gustan al técnico valenciano, ni siquiera en el pensamiento, dio al traste con el guión.

Góngora ejecutó un buen saque de esquina y el balón se envenenó. Kieszek, seguro durante todo el partido hizo el resto con una salida un tanto alocada. El balón terminó en el fondo de las mallas de la portería defendida por el polaco en lo que pudo venir a ser un tanto olímpico. La diana del lateral rompió los esquemas del Córdoba, que en ese momento entró en una fase de impaciente y desacertada huída hacia delante. Salió al ataque con más corazón que cabeza y el UCAM trató de aprovecharlo para hacer el 2-0. Por fortuna la sentencia no llegó y el conjunto blanquiverde confió hasta el último suspiro. Quien cree y persevera, dicen, lo consigue. Y el equipo de Oltra al menos obtuvo un pequeño botín, el mínimo, en su regreso a Murcia. En el añadido, Luso ejerció de capitán, de hombre con alma, y estableció el empate en el tanteador. En el momento oportuno.

FICHA TÉCNICA

UCAM MURCIA CF, 1: Biel Ribas, Tekio, Fran Pérez, Unai Albizua, Góngora, Basha (Hugo Álvarez, 81´), Kitoko, César Remón (Tito, 69´), Imaz, Guichón (Jona, 61´) y Natalio.

CÓRDOBA CF, 1: Kieszek, Antoñito, Deivid (Carlos Caballero, 86´), Héctor Rodas, Domingo Cisma, Luso, Edu Ramos (Piovaccari, 72´), Pedro Ríos (Guille Donoso, 68´), Alfaro, Juli y Rodri.

ÁRBITRO: Isidro Díaz de Mera (Comité Castellano-Manchego). Amonestó con tarjeta amarilla a los locales Fran Pérez y Natalio; y a los visitantes Rodri, Pedro Ríos y Guille Donoso.

GOLES: 1-0 (72´) Góngora. 1-1 (92´) Luso.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la segunda jornada del campeonato nacional de Segunda División, Liga 1-2-3, disputado en el Estadio Municipal La Condomina ante 2.813 espectadores. Antes del encuentro se guardó un minuto de silencio en memoria de las víctimas del terremoto registrado en Italia el pasado jueves.

Etiquetas
stats