Moha y los gritos de la vergüenza

Moha celebra un gol en El Arcángel con el Córdoba B | TONI BLANCO

En Murcia volvió a suceder. Moha Traoré, jugador malí del Córdoba CF B, sufrió en carne propia la deleznable actitud de un grupo de aficionados del Jumilla, que le increparon profiriendo insultos racistas. El bochornoso episodio tuvo lugar durante el partido que el filial blanquiverde disputó ante el equipo murciano, disputado en el Polideportivo Municipal de La Hoya y correspondiente a la jornada vigésimo séptima del campeonato de Liga en el Grupo IV de la Segunda División B.

El árbitro, Víctor Rives Leal, del Comité Valenciano, reflejó esos incidentes en el acta del partido. "En el descanso y cuando los jugadores se disponían a entrar en los vestuarios, un grupo de unos cuatro aficionados se dirigió al jugador visitante número 7, diciéndole textualmente "negro" en repetidas ocasiones", indicó el colegiado, que añade que realizó "advertencia al delegado de campo y a fuerza pública para que tomaran las medidas oportunas, no repitiéndose dicha situación en lo que resta de encuentro".

No es la primera vez que Moha tiene que soportar las actitudes incívicas de seguidores en un campo de fútbol. Esta misma temporada, el pasado 29 de enero, fue víctima de un episodio similar en el Estadio de La Victoria, en el partido que su equipo disputó ante el Real Jaén. El colegiado de aquel partido, el melillense Amar Ahmed Samir, reflejó en el acta del encuentro estos incidentes. "En el minuto 83, estando el juego detenido, desde la grada situada debajo del marcador electrónico, un grupo de aficionados del club local se dirigieron al jugador (7) Traore Diarra, Mohamady en los siguientes términos: ‘Número 7, negro’. Tras este hecho, se comunicó al delegado de campo que solicitara por megafonía que cesaran dichos términos, lo cual se produjo 4 minutos después, transcurriendo el resto del encuentro con normalidad", indicó el árbitro en el informe. El Comité de Competición estudió los hechos y el club jiennense recibió una amonestación.

Los incidentes de insultos racistas ya tienen un precedente en esta misma temporada en Primera División. El organismo federativo sancionó al Sporting de Gijón con el cierre parcial del sector de la grada de El Molinón desde el que se profirieron insultos y cánticos racistas contra Iñaki Williams, delantero del Athletic de Bilbao, durante el partido de la primera jornada de Liga, el pasado 21 de agosto.

Moha Traoré, nacido en 1994 en Barcelona y de ascendencia malí, cumple su segunda temporada en el Córdoba, con el que destacó la pasada temporada como goleador en Tercera División -siendo clave para el ascenso a Segunda B- y ya ha debutado en Segunda con el primer equipo. En el partido ante el Jumilla no vivió una mañana feliz. Más allá de los insultos recibidos, el delantero erró en el lanzamiento de un penalti en la primera parte y los blanquiverdes terminaron perdiendo el partido por 2-1, prolongando así su mala dinámica de resultados. Actualmente ocupan puesto de descenso a Tercera, a dos puntos de la zona de salvación.

Etiquetas
stats