“¡Mirad lo que hemos hecho!”

Fiesta del ascenso del Córdoba CF Futsal en Las Tendillas | MADERO CUBERO

https://youtu. be/GR4PgKJrWKM

Entre sonrisas y sudor, abrazos y parabienes, un millar de personas se reunió en la Plaza de las Tendillas para entonar todos los hits clásicos en las celebraciones deportivas: desde el We are the champions al Himno del Córdoba. Una tarde noche de contrastes. De Freddy Mercury a Queco, de los chistes de Pakito a la reivindicación de Maca, de la amargura de un descenso en fútbol a la alegría de un ascenso en fútbol sala con el mismo escudo y los mismos colores. Comparten nombre, pero no son lo mismo. Aunque para la gente -que no entiende de quién administra, sino de quién le ofrece sentimiento puro- eso no tiene importancia. Se trata de encontrar motivos para la alegría. Y aquí, en este equipo, los ha encontrado de sobra. Más allá de los brillantes resultados y de un ascenso a una máxima categoría nacional, el Córdoba CF ha enamorado por las formas. En la cancha y fuera de ella. Su fiesta por el ascenso lo volvió a demostrar. Un escenario simple, un micrófono y los mismos que domesticaron al Betis y al Mengíbar se metieron en el bolsillo a un auditorio asado por el calor pero ávido de fiesta. La hubo y fue grande.

“¡Mirad lo que hemos hecho! ¡Somos gente de Córdoba, de esta gran ciudad!”, gritaba -con la poca voz que le quedaba después de horas de larga fiesta- el presidente, José García Román, que fue vitoreado por el público y por todos los que le acompañaban en el estrado. Con la cabeza rapada -fruto de una apuesta con los jugadores, que se la hicieron pagar en el vestuario de Mengíbar-, el mandatario cordobés expresó su deseo de que el ascenso del Córdoba CF Futsal se convierta en “una llamada” para que “todos veamos que somos capaces de hacer cosas grandes” con “gente de nuestra tierra”. “Meteos esto en la cabeza, de verdad; nos dicen que somos senequistas, que no valoramos lo nuestro, y ahora tenemos la oportunidad de seguir haciendo historia”, indicó. La gente se volvió loca: “¡Tú sí que eres un presidente!”, le cantaban. Román, manteado por los jugadores, se quedó después en segunda fila. Le gusta más hacer que decir, aunque esta vez rompió la norma para dejar clara su reivindicación. La ocasión lo merecía.

El entrenador, Miguel Angel Martínez Maca, dio las gracias a todo el mundo y pidió a los aficionados que siguieran enganchados a un proyecto que nació y ha crecido desde la ilusión de un grupo de pioneros hace seis años. Algunos de ellos siguen ahí, tanto en la plantilla de jugadores como entre el staff técnico y los colaboradores. “Somos gente de aquí, chavales del barrio”, dijo el capitán, Manu Leal, que expresó en nombre de sus compañeros su orgullo por una temporada “que ha sido de lo mejor que nos ha pasado”. Las dificultades del camino hicieron más grande aún la satisfacción de llegar al final con éxito. Ahora, el Córdoba CF Futsal jugará contra los mejores. “¡Queremos veros a todos en el Vista Alegre y seguir llenándolo en cada partido!”, dijo.

Pakito se erigió en protagonista con sus ocurrencias, Cordero agarró un capote y se marcó algunos lances sobre el estrado... Hubo jolgorio general y complicidad con el público. La premura en la organización evitó una movilización mayor. Después de la victoria en los minutos finales en el pabellón de Mengíbar, un tweet en la cuenta oficial del club al filo de la medianoche del sábado y un recordatorio a través de las redes sociales fue el escaso reclamo para la llamada a Las Tendillas. Nadie podia saber dónde se celebraban los éxitos del fútbol sala, principalmente porque desde hace treinta años no hubo ninguno en categoría masculina. Pero, claro, los triunfos del Córdoba se festejan en este céntrico enclave. Y este club de fútbol sala, aunque vaya en paralelo -y ninguneado por la entidad que le da nombre-, es más Córdoba que nadie a día de hoy.

Etiquetas
stats