Minutos para (casi) todos: aquí nadie es fijo

Loureiro, en un lance del duelo con el Cádiz | MADERO CUBERO

Cuatro son los hombres que la han defendido. Un dato éste que supone un auténtico récord. Y que al tiempo refleja una realidad en el Córdoba: aquí nadie es fijo. Cierto es que el caso de la portería es especial, puesto que la cifra mencionada se ha alcanzado por motivos diversos más allá de las decisiones técnicas. Lo cierto es que ejemplifica la situación del conjunto blanquiverde en lo que a la presencia de futbolistas en el once se refiere. Minutos tienen todos, o casi. Hoy por hoy nadie es fijo en el cuadro califal, una afirmación que tiene su base en el reparto de tiempo de juego entre la plantilla. Tras el primer tercio del campeonato de Liga sólo un futbolista puede presumir de haber participado siempre. Éste es Álvaro Aguado, a quien le sigue de cerca -con sólo un partido menos- Javi Galán. También es verdad que conforme ha avanzado el curso existe algo muy parecido a un once tipo.

Por líneas, la situación más curiosa es la de la portería. Bajo palos arrancó, allá por el mes de agosto, Igor Stefanovic. El serbio estaba llamado a suplir a Kieszek después de su obligada salida rumbo a Málaga. Sin embargo, el club perdió la confianza en él y buscó un nuevo referente. Éste fue, y es, Carlos Abad, quien ostenta la titularidad más segura a priori. Con todo, el guardameta canario no pudo actuar ante el Tenerife con motivo de la cláusula del miedo impuesta por el cuadro chicharrero en su contrato de cesión. Aquello conllevó que Alberto González, con Marcos Lavín lesionado, pudiera debutar en Segunda A. El cancerbero madrileño tampoco se quedó sin intervenir, toda vez que tuvo que responder ante la baja del propio Abad en los enfrentamientos con el Extremadura y el Mallorca. Cuatro porteros en 14 partidos, ahí es nada.

En defensa también se produjeron no pocos movimientos. El Córdoba arrancó esta temporada con la línea de cinco establecida a final del curso pasado, con Quintanilla, Aythami y Valentín en el eje central y Fernández y Javi Galán como carrileros. Pero enseguida Sandoval comenzó a variar. En línea de cuatro apareció Quezada por la banda izquierda, para después hacerlo Loureiro por la derecha. Valentín le ganó la partida a Aythami, quien recuperó su puesto por la lesión de su compañero y lo perdió acto seguido por sanción. Llegó la oportunidad para Luis Muñoz. Etcétera. El caso es que a día de hoy sólo Javi Galán estuvo presente en el equipo casi siempre. Acumula 13 encuentros y es el segundo futbolista del plantel con más duelos disputados. Pero no con más minutos. Ahí le superan Álex Quintanilla y Aythami, con 990 y 970 en 11 choques, respectivamente. Valentín y Loureiro, que son los que menos actuaron en la zaga, ya han estado sobre el césped en cinco ocasiones.

Tampoco se queda atrás el centro del campo, ni mucho menos. Álex Vallejo se hizo con el puesto de Bambock, De las Cuevas entró para no salir. Javi Lara parece estar en el camino de los dos anteriores, en el que se encontraba también Jaime Romero, que esta semana es baja por lesión. Todos tuvieron que pugnar entre sí y con otros compañeros como Alfaro o Quim Araujo, que ahora aguardan su oportunidad. El caso es que sólo fue casi indiscutible Álvaro Aguado, el único futbolista del Córdoba que ha disputado todos los encuentros de Liga hasta ahora. Y el que más minutos suma, con un total de 1.102. Quienes más se le aproximan son precisamente dos hombres no van a ser de la partida en Lugo: Jaime Romero y Jovanovic, los dos con 13 choques a sus espaldas. En esta línea quien menos intervino fue Quim Araujo y ya lo hizo en cinco jornadas y durante 231 minutos.

Precisamente en la medular, antes de mirar a la delantera, es donde falta por observar un debut. Sebas Moyano es hoy por hoy el único jugador del Córdoba que contó con minutos en el campeonato de Liga. Cuando lo haga, si lo consigue, se va a convertir en el vigésimo sexto hombre en competir en Segunda A esta campaña como califal. Ni siquiera tuvo el canterano la opción de estrenarse -sí lo hizo, con brillantez, en Copa-. Una situación muy diferente a la de otro chaval del B, Andrés Martín. En ataque, con intervenciones de Jovanovic como falso nueve incluidas, hay quien tiene un perfil muy cercano al de Carlos Abad. Es Piovaccari, quien hasta el momento disputó 12 duelos. Eso sí, apenas superó los 700 minutos -sumó 702, para ser concretos-. El sevillano le sigue a estas alturas con cinco partidos y Erik Expósito va a la zaga con cuatro. Pero curiosamente el canario sale vencedor en lo que a tiempo de juego se refiere, con 183 minutos por 151 del ariete del filial.

Etiquetas
stats