Miguel Baeza ya sabe lo que es marcar en Primera División

Miguel Baeza, con el 27, celebra su primer gol en Primera | LALIGA

Destacar en la élite es lo más complicado que un futbolista puede conseguir. Llegar hasta las máximas divisiones de un deporte ya es difícil de alcanzar, pero amoldarse a la exigencia y sobresalir entre los demás se antoja casi imposible para la mayoría de deportistas, pero Miguel Baeza sigue desplegando su juego como si llevara años en Primera División. El Celta de Vigo se fijó en él durante el pasado verano y decidió que portara la elástica del club vigués. Para el cordobés significaba abandonar la cantera del Real Madrid y dar un salto gigante en su carrera ya que pasaría de jugar en Segunda División B a la máxima categoría del fútbol español. Sin embargo, el ariete no ha sufrido de vértigo y está goleando en la élite de este deporte. Tras unos encuentros donde la mala fortuna y el larguero lo impedían, Miguel Baeza se encontró con un balón muerto en el área, perforó la meta de Granada y le dio la victoria a la entidad gallega.

Un encuentro donde el Celta de Vigo llegaba muy necesitado de puntos ya que la permanencia se le escapaba a tres puntos si no conseguía vencer al Granada. De hecho, el conjunto nazarí podría acusar la acumulación de partidos debido a su participación en Europa League, pero nada más lejos de la realidad porque Luis Suarez adelantó a los visitantes pasado el primer cuarto de hora. Sin embargo, la respuesta local no tardó en llegar y Nolito devolvió las tablas al marcador. Conforme los minutos pasaban, el juego en el Estadio Municipal de Balaídos iba yendo de más a menos, aunque la entrada de Miguel Baeza cambió el panorama. Por ello, el cordobés se volvió la referencia ofensiva junto a Iago Aspas y logró adelantar a los locales tras un rechace dentro del área rival. Tras estallar el júbilo en tierras gallegas, Fran Beltran hizo un tercer tanto que terminó eliminando toda opción visitante por conseguir el empate.

Gracias a esa inauguración en su cuenta particular, el cordobés pasó por zona mixta y admitió que se encuentra entusiasmado por su primer gol en Primera División, pero que lo más importante era conseguir los tres puntos. "Muy contento a nivel individual, pero sobre todo por lo colectivo. Necesitaba el equipo la victoria porque estábamos abajo en la tabla y cuando la miras, quieras que no, es jodido. Nos vamos muy contentos de aquí y ya pensando en el próximo partido en San Mamés", aunque valora lo que había conseguido minutos antes ya que "ha sido todo muy rápido. Vi que llegaba y ya solo tenía en mente meterla. Después de otro larguero, que ya llevo en varios partidos, por fin ha entrado y contento por ello", apunta un Miguel Baeza que añade que marcar en la máxima categoría del fútbol español es "el sueño de cualquier jugador".

Aunque la carrera de Miguel Baeza ha sido muy dura. El jugador cordobés prometía desde bien pequeño cuando vestía la elástica del Séneca y fue ojeado por uno de los mejores clubes de este país. El Real Madrid se interesó por sus servicios cuando el ariete solo tenía  doce años. Una gran oportunidad que no desaprovechó y comenzó su carrera con la camiseta merengue hasta llegar al segundo equipo madridista durante la temporada pasada. Tras hacer unos buenos números en su primera campaña en Segunda División B, el Celta de Vigo se fijó en su figura para acompañar a Iago Aspas en la delantera y lo fichó por dos millones y medio. En la actualidad, Baeza se ha convertido en el sexto cordobés más joven en marcar en Primera División, según el dato aportado por Álvaro Vega en su cuenta de Twitter @laligaennumeeros. Una gesta al alcance de muy pocos futbolistas, pero con mucho futuro por delante.

Etiquetas
stats