La metamorfosis del Deportivo Córdoba

.

La trayectoria del Cajasur Deportivo Córdoba FS en la presente temporada sigue ofreciendo muestras de un trabajo planificado de manera excelente y con un talento deportivo que emerge semana tras semana. El cuadro cajista ha logrado materializar su condición de líder en el Grupo III de Segunda División Nacional femenina de fútbol sala, tras la victoria de la pasada jornada en Vista Alegre frente al Atlético Torcal (4-2), equipo que pugnaba junto a las cordobesas por ganarse un puesto en la zona de privilegio. Al final terminó cobrando peso la ventaja de jugar como local, lo que hizo que las jugadoras de Salvador Chía se alzaran hasta la primera plaza en solitario. Unos números para enmarcar, pues suman cinco victorias y una sola derrota en el arranque de competición, para un total de 15 puntos.

Con una plantilla en la que se mantiene el núcleo principal del pasado curso, y a la que se han sumado los fichajes de Nuria Vizuete y de la espejeña Rocío Gracia, el nuevo técnico cajista ha sabido sacar el máximo rendimiento de un equipo que parecía jugar cada encuentro por debajo de sus posibilidades. De hecho, atendiendo a los más cercanos precedentes, el objetivo de la entidad pasaba primordialmente por hacerse con la permanencia, aunque sin tanto sufrimiento como en años anteriores. Así, y pese a que el discurso se mantiene por cautela, lo cierto es que la entidad ha sabido ofrecer un giro de guion sobresaliente. En dicho lavado de imagen ha tenido mucho que ver el preparador estepeño, pues ya la pasada semana, Esther Gil, una de las grandes protagonistas en este inicio de curso, afirmaba que “con Salva Chía se nota mucho la pizarra y el análisis del rival, como por ejemplo a la hora de defender, ya que hemos conseguido reducir mucho las ocasiones y los goles que nos generan en los saques de esquina”.

Ese nuevo rol desde el banquillo ha supuesto una metamorfosis total, pues el pasado año a estas alturas acumulaban un balance completamente idéntico, aunque a la inversa. Después de seis encuentros disputados, el Deportivo Córdoba marchaba con un botín de tres puntos y con una estadística de cinco derrotas y una sola victoria. Además, el balance goleador también era similar con 12 goles anotados y 22 encajados, por los 20 a favor y 16 en contra que acumulan actualmente. Una nueva dimensión en la que figuran ya cuatro victorias de forma consecutiva, lo que ha permitido romper registros históricos de victorias y resultados para la entidad.

En el trabajo colectivo reside la principal virtud del equipo pues, pese a tener una de las diferencias de tantos a favor más baja, ha sabido exprimir al máximo los resultados, a base de una gran defensa y de sangre fría. Tres de las cinco victorias han llegado por una diferencia de un solo gol. Eso sí, en ese juego de equipo destaca por encima de todas la participación de Marixu, que con nueve dianas ocupa la segunda posición en el ranking de goleadoras, siendo la única representante cajista entre las doce primeras.

Etiquetas
stats