Y casi dos meses después, pendientes del CGPJ

.

El tiempo transcurre y la espera se va a haciendo cada vez más difícil. El futuro de todo un proyecto está juego. Bien es cierto que el Córdoba sigue conociendo avances en otros frentes judiciales, además de ir perfilando poco a poco la siguiente temporada, aunque la piedra angular que impide que se continúe con plenas garantías aún sigue enquistada en el camino. En efecto, se ha cumplido ya más de medio año desde la llegada de Infinty -y por ende, de Unión Futbolística Cordobesa (UFC)- al club, tras la confirmación de la venta de la unidad productiva desde la administración judicial del Córdoba CF SAD. Un proceso en el que se avanzó de la mano del juez Antonio Fuentes Bujalance, magistrado encargado de dictar el auto de venta de la mencionada unidad productiva. Todo iba por el camino fijado para los nuevos gestores del club, hasta que dicho juez fue apartado del proceso por "falta de imparcialidad formal", tras presentarse una reclamación por parte de Magdalenas Entrenas, ex consejera del Córdoba.

Esto ocurrió a finales del mes de febrero, y no sería hasta el 14 de mayo cuando el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) propusiera a Fernando Caballero García como encargado de tomar las riendas para dictaminar definitivamente acerca de la compra de la unidad productiva del Córdoba. Dicho de otro modo, era el nombre elegido por parte del TSJA para sustituir a Fuentes Bujalance en el Juzgado de lo Mercantil número 1. Dicha propuesta tuvo lugar en mitad de estado de alarma en el que andaba sumida España a causa de la crisis sanitaria por el Covid-19. En concreto, la situación del país en aquel momento radicaba en las limitaciones fijadas durante la fase 1, lo cual hizo que toda la actividad judicial se viese paralizada hasta prácticamente alcanzar la nueva normalidad, por tanto, el proceso cordobesista se veía igualmente frenado en seco.

Así las cosas, han pasado cerca de seis meses desde la recusación de Fuentes Bujalance, y los diferentes actores implicados en dicha cuestión aún siguen esperando una decisión en firme por parte del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), órgano encargado de nombrar al nuevo magistrado. No obstante, las semanas transcurren y la única certeza es que este jueves, 9 de julio, el CGPJ tampoco abordará el asunto. En teoría, se debe al enorme atasco producido por la inactividad del estado de alarma. En el orden del día de la Comisión Permanente del CGPJ hay dos asuntos relativos a la ciudad, aunque ninguno de ellos en referencia al Córdoba CF.

Mientras tanto, Infinity -y UFC- continúa avanzando detalles en la medida de lo posible de cara al próximo curso. Un futuro inmediato que sigue en el aire hasta que no haya nombramiento definitivo y una posterior decisión en firme del nuevo juez sobre los mencionados autos. Aún así, la visión por parte de los gestores actuales de la entidad cordobesista es positiva, ya que el mensaje que siempre se ha tratado de transmitir es que cuentan con el trabajo hecho previamente por Fuentes Bujalance (y que tendría que validar o no el nuevo magistrado) y que todo se solucionará a tiempo para poder inscribir al equipo la próxima temporada en la remodelada Segunda B. Al tiempo, el club ya ha puesto en marcha la campaña de abonados y hay evidencias de querer consolidar igualmente las relaciones con otros colectivos influyentes en clave blanquiverde, como es el caso de la reunión que mantuvo este martes Javier González Calvo, consejero delegado del Córdoba, con representantes de la Asociación de Accionistas Minoritarios del Córdoba CF SAD, entre ellos, su presidente, José María Córdoba.

Etiquetas
stats