Merino: “En ningún momento he sentido vergüenza por el equipo”

Merino saluda a Rubi | LOF

Diferente escenario, mismo panorama. El Córdoba sigue sin conocer la victoria tras nueve encuentros. También después de siete con el nuevo entrenador, sobre quien recae cada vez más claramente la sombra de la destitución. Una opción de la que opta por no hablar un Juan Merino que mantiene su confianza en el conjunto blanquiverde. “En ningún momento he sentido vergüenza por el equipo. Los jugadores han dado todo lo que pueden dar ante un gran adversario. Jugábamos contra un rival difícil y al ser nosotros colistas ven que te tienen que ganar sí o sí”, ha expuesto el linense a su paso por la sala de prensa de El Alcoraz. Lo ha hecho después de que el Huesca se impusiera por 3-1 en un partido en el que el viento, y quizá los errores arbitrales, jugó un papel importante.

De ahí que Merino indicara la necesidad de hacer un análisis completo y sosegado del choque en tierras aragonesas. “No estoy satisfecho, como siempre que se pierde. Está claro que estamos todos bastante dolidos en todos los aspectos. Pero hay que mirar también cómo ha sido la derrota”, ha apuntado en un principio en este sentido. “Dicen que el primer gol es fuera de juego y el segundo parece ser que también es bastante dudoso. Ponerte con un 2-0 en contra en un partido en el que hay bastante dudas en cuanto a los goles es difícil”, ha continuado el preparador califal. Del mismo modo, ha añadido que el Córdoba ha tenido problemas con el tiempo. “Hemos tenido dificultad por el viento, que en el primer tiempo lo teníamos en contra y nos ha perjudicado un poco”, ha dicho al respecto.

“En el segundo tiempo, a los pocos segundos te hacen el tercero. Con un 3-0, que es un resultado bastante contundente, hemos metido el 3-1 y luego ellos han podido meter alguno más, pero ha sido fruto de que fuimos a por el gol”, ha explicado Merino en su análisis del encuentro. Más allá del mismo, al técnico se le ha cuestionado por su continuidad y por si se ve capacitado para afrontar el futuro al frente del equipo. “Siempre digo, y es así, que tengo más fuerza que nunca. A los chavales, dentro de lo que observo en los entrenamientos, en el día a día, veo que quieren”, ha afirmado de entrada. Así, ha optado por no hablar de “lo que dependa de otras personas”. “A mí no me toca pensar nada, sólo en entrenar mañana y en que tenemos otra final”, ha concluido el linense.

Etiquetas
stats