“Merecimos mucho más por ocasiones y por juego”

Oltra, en la banda de El Arcángel. | MADERO CUBERO
Oltra cree que el duelo con el Lugo "no es para estar descontento" y que "nadie puede decir que el equipo no corre o no aprieta" | "Acusamos esa sensación de ser favoritos", asegura

Nueva noche de caras largas. En concreto la de este miércoles fue la tercera seguida. Una vez más, a José Luis Oltra le correspondió dar explicaciones de una derrota de un Córdoba que dijo adiós a las primeras de cambio a la Copa del Rey. Y lo que es peor, mostró escasos síntomas de mejoría respecto a los partidos de Leganés y el Alcorcón. En resumen, el Lugo se llevó el triunfo y en modo alguno la calma de El Arcángel, ya que tras el choque la grada estalló en protestas. En ese sentido, el técnico tuvo claro que esa bronca final "es normal, porque el público quiere ver ganar a su equipo". "Tenemos unas aspiraciones y no estamos respondiendo casi nada", continuó para después comenzar con su análisis del encuentro. "No es un partido para perder o para estar descontento. El único equipo que ha querido ganar ha sido el Córdoba y en el gol nos volvemos a equivocar, porque se lo hemos dado a nosotros", señaló. Por tanto, las sensaciones del valenciano no resultaron tan negativas como quizá hubiera podido esperarse tras la contienda.

El entrenador blanquiverde entendió que "el equipo ha arriesgado, lo ha buscado" y que "por fases se han hecho cosas interesantes". "Hablar de justicia en el fútbol no me gusta, pero creo que el equipo, en líneas generales, ha merecido mucho más, por ocasiones y por fútbol incluso", aseguró. Sin embargo, el Córdoba no sólo no recuperó la victoria sino que siguió la senda de la derrota. En gran parte, por muchos errores propios. ¿Por qué se producen estos? "Es un poco de todo. Es falta de confianza, de seguridad, de atrevimiento y luego la propia intención de jugar nos hace equivocarnos, pero espero que a través de estas equivocaciones el equipo crezca", apuntó. Oltra, además, indicó uno de los males del conjunto califal, y es su propio rol dentro de la categoría en que milita. "Acusamos los golpes, la presión, esa sensación de ser favoritos y mientras no nos alejemos de todo eso y nos centremos en disfrutar un poco más va a ser complicado. Pero nadie me puede decir que el equipo no corre, no aprieta o no va", afirmó. Por cierto, consideró que en la actualidad el cuadro cordobesista es "previsible y lento".

Cuestionado acerca de las probaturas que realizó y de si le gustó alguna, el técnico declaró que "individulamente" vio "jugadores que quieren participar, que quieren jugar y aportar". Distinto fue en el aspecto colectivo, en el que reconoció no le ha "terminado de convencer" la modificación para jugar con tres por dentro. "Defensivamente no me acaba de gustar el equipo", finalizó. ¿Y en portería, hay problemas? "No, tenemos dos porteros de plenas garantías, de máximo nivel. Transmiten seguridad", respondió. En relación al enfado de la afición, de nuevo insistió en la idea de que ésta estuvo bien a pesar de la bronca final. "A la gente no le podemos poner ningún pero, al contrario, tenemos que estar agradecidos de que venga el número que ha venido. Ha estado fenomenal", dijo. "Ahora es normal que esté un poco desconcertada, porque tenemos un proyecto que está hecho para estar arriba. Es normal que la gente se ponga nerviosa y proteste, pero esto es cuestión de perseverar en el trabajo", agregó antes de advertir de que "el que no sepa aguantar un silbido o un murmullo no está preparado para continuar". En lo que incidió también el preparador valenciano es en su absoluta confianza en el plantel: "Estoy convencido de que van a llegar más partidos como el del Valladolid que como el de hoy".

Etiquetas
Publicado el
10 de septiembre de 2015 - 01:54 h
stats