Al mercado, con movimientos previos y una agenda ya conocida

Primer entrenamiento del Córdoba con Pablo Alfaro | ÁLEX GALLEGOS

La tranquilidad es absoluta durante estos días. Es lo habitual, año tras año, durante las fechas presentes. Porque es momento de descanso y divertimento con la familia y los demás seres queridos. Salvo para unos cuantos, como le sucede en esta ocasión, por las circunstancias, al Patrimonio de la Humanidad. Desde hace una semana vive fuera de los terrenos de juego, si bien en realidad abandona toda actividad después de un último entrenamiento el sábado. Vive por tanto el Córdoba su período vacacional por Navidad pero sólo en el plano competitivo. Mientras el conjunto blanquiverde se olvida de la presión de los resultados el trabajo no cesa en otras parcelas, especialmente la técnica. No en vano, la entidad aguarda el inicio del mercado invernal para reforzar la plantilla dirigida por Pablo Alfaro -así como otras, como la del filial-. Ante dicha ventana la dirección general deportiva maneja una agenda ya conocida una vez resueltos otros dos asuntos de interés: una renovación y una mejora de contrato.

Porque antes de acudir al mercado, el cuadro califal realizó un par de movimientos. El primero de ellos fue la prolongación de su vínculo como blanquiverde de Djetei. Cierto es que la continuidad del camerunés todavía no es oficial pero no menos que se trata de un hecho, confirmado por otras vías por los gestores de la entidad. Fue a finales de noviembre cuando El Día de Córdoba anticipó, e informó al respecto, del acuerdo con el central para que siga como blanquiverde hasta 2023. De esta forma, la dirección general deportiva quiso asegurar un activo de gran relevancia desde verano de 2019, cuando el futbolista recaló en El Arcángel. Eso sí, el africano cuenta con la opción de salir mediante traspaso y sin oposición en caso de que el primer equipo no consiga el ascenso a Segunda A y venga, por ende, un club de superior categoría.

Éste no fue el único movimiento previo a la nueva ventana de fichajes que efectuó el Córdoba, que también quiso, con mayor interés si cabe, garantizar el mantenimiento en sus filas de uno de los jugadores más destacados en lo que va de temporada. Un futbolista que además es joven y se erige en una de las promesas más firmes de la cantera -pese a que no lo es al 100% en estricto sentido-. Se trata en este caso de Alberto del Moral, que ya en verano renovó hasta 2022. Tal y como publicó hace sólo unos días el digital Cordobadeporte, el conjunto blanquiverde ofreció una mejora de su contrato al centrocampista. La intención en este plano era darle justo reconocimiento a su trabajo durante esta campaña, en la que no sólo debutó en Segunda B sino que se hizo con un puesto en el once. El mediocentro natural de Villacañas (Toledo) ganó la partida a Djak Traoré y Darren Sidoel, e incluso a Xavi Molina si se le cuenta como pivote, en la carrera por acompañar a Mario Ortiz en la medular.

Dados estos pasos, el cuadro califal, y especialmente su dirección general deportiva, ya está totalmente concentrado en un mercado de invierno en el que la pretensión es acometer los menores movimientos posibles. Así, la entidad baraja llevar a cabo dos incorporaciones como máximo -luego las circunstancias determinarán si ha de haber alguna más-. Para ello, Miguel Valenzuela, Juan Gutiérrez Juanito y toda la secretaría técnica manejan nombres de sobra conocidos. Básicamente porque los que hasta hoy surgieron son los mismos que sonaron antes del arranque del campeonato liguero. En concreto son los de Diabate y Berto González, tal y como adelantó ABC Córdoba en la jornada del martes. Desde El Arcángel se considera oportuno volver a intentarlo con los dos futbolistas, el del Mallorca y el del Sporting, después de que no se produjeran sus contrataciones meses atrás.

Por tanto, el plan del Córdoba es apostar por los recursos deseados desde un inicio en un mercado que, como se sabe, suele deparar escasas oportunidades de mejora. Y en el que además, esta vez, no se quiere caer en un exceso de retoques. Tampoco es que la plantilla dirigida por Pablo Alfaro lo necesite, visto lo visto durante las últimas jornadas. Como carencia principal y ocupación fundamental encuentra la dirección deportiva general la delantera. Por unas y otras cuestiones Alberto Salido no terminó de aclimatarse y apenas pudo entrar en juego. Incluso cuando tenía su gran ocasión de disfrutar de minutos, en Copa del Rey ante el Albacete, cayó lesionado. De ahí que el conjunto blanquiverde quiera incorporar otro delantero sub 23. Y es ahí donde entra en escena de nuevo el atacante del Mallorca, cuya llegada está igual de complicada que tiempo atrás. También gustaría el club de hacerse con los servicios del asturiano, que puede desenvolverse en toda la parcela ofensiva. De lograr un doble fichaje, la puerta giratoria tendría que activarse. Dicho de otro modo, tendría que darse una baja.

Etiquetas
stats