Mercado de invierno: de la boutique al mercadillo

Xisco, bien abrigado, en una sesión en la Ciudad Deportiva | ÁLVARO CARMONA
El Córdoba ha fichado (y despedido) siempre en enero con González en la presidencia | La 'paradoja Xisco': el mayor éxito está ahora en el escaparate

Desde que Carlos González accedió a la presidencia del Córdoba, el club blanquiverde se ha significado como uno de los más activos en el mercado invernal. No es algo que haya inventado aquí el empresario nacido en Tenerife; la tendencia a los cambios en este periodo es una constante en la historia moderna. Las dificultades para encontrar futbolistas en este momento de la competición son evidentes para entidades que, como el Córdoba, andan cortitas de presupuesto y sobradas de necesidad. En los cursos anteriores, los remaches se realizaban para fijar posiciones lejos de la zona baja aunque sirvieran, en algún caso, para contribuir a clasificaciones excelentes -el play off de 2012 con Paco Jémez- o extraordinarias, como el ascenso a Primera a las órdenes de 'Chapi' Ferrer, otro que también se incorporó en invierno.

En las próximas semanas habrá alteraciones en la fisonomía de la plantilla: saldrán más jugadores de los que lleguen. Al menos, esa es la pretensión del club, que quiere dejar en torno a los 22 los miembros del grupo. Djukic lo pidió así. De momento -y después del adiós del lesionado José Carlos-, ya tomó la puerta de salida uno: Mike Havenaar. El japonés de ascendencia holandesa toma el testigo de los delanteros centro que fracasaron en su aventura en El Arcángel, como el uruguayo Gustavo Balsas o el argentino Eial Strahman, puntas espigados y tirando a estáticos que llegaban para finalizar lo que normalmente nunca se empezaba.

En la primera temporada de González, la 11-12, el Córdoba fichó en invierno a tres futbolistas: Ximo Navarro (Mallorca), Sebastián Dubarbier (Lorient) y Airam Cabrera (Tenerife). Los dos primeros resultaron clave en la mejor clasificación del equipo, sexto, desde 1974. El Córdoba se clasificó para el 'play off' -cayó ante el Valladolid de Djukic, que acabó subiendo- y tanto Ximo como 'Duba' relanzaron su carrera. Los dos están ahora en el Almería, en Primera. Airam no hizo olvidar a Balsas, al que suplió. El ariete canario no siguió y ahora defiende los colores del Cádiz, en Segunda B.

En la 12-13 hubo terremoto. Se abrió la puerta, en algunos casos de forma abrupta y con polémica, a un buen puñado de jugadores (Patiño, al Buriram tailandés; Pepe Díaz, al Oviedo; Ayina, al Écija; Damián, al Jaén; Cerra y Fernández, vendido al Zaragoza), mientras que llegaron los defensas Armando Lozano (Tiburones Rojos de México) y Seoane (Deportivo), el brasileño Pauliño (avalado por el director de comunicación, Alfredo Duro) y el más impactante de los fichajes del Córdoba en mucho tiempo. Sin minutos y convaleciente de una lesión llegaba desde el Newcastle inglés el delantero Xisco Jiménez, quien acabó convertido en un ídolo de la afición. Jugó 14 partidos y firmó ocho goles. Una barbaridad para lo que se estila por estos pagos. El curso terminó de manera horrorosa, pues el cambio de Rafa Berges por Juan Eduardo Esnáider dejó al equipo despersonalizado.

En el curso 13-14 la situación era compleja. Con Villa al frente y una situación mediocre en la tabla, el club buscaba una reacción en positivo para acercarse a la zona alta. La prioridad era apuntalar la delantera, donde tampoco funcionaban las piezas que se compraron en verano. Salieron de El Arcángel el defensa Armando (New York Red Bulls) y los puntas Pacheco (Juan Aurich de Perú), Strahman (Mérida de México) y Joselu (La Hoya). Llegaron cinco nuevos miembros al Córdoba: Nieto (Racing de Santander), Arturo (La Roda), Juanlu (Kalloni de Grecia), Obiora (Cluj de Rumanía) y Gunino (Fénix de Uruguay). Todos ellos vivieron el histórico ascenso a Primera División, siendo el que más jugó el lateral derecho Adrián Gunino. Curiosamente, el 'Colorado' y Xisco, los dos jugadores cuya incorporación tuvo más impacto en los dos últimos mercados invernales, están ahora en la rampa de salida. El Mallorca se ha interesado en la incorporporación del punta balear. También están con la etiqueta de despedibles/traspasables/cedibles jugadores como Ryder Matos, Caballero, López Silva o López Garai. Las próximas semanas serán intensas en la ribera del Guadalquivir.

Etiquetas
stats