El mejor de siempre, con los suyos

Clinic de Rafa Muñoz con Navial en el Palacio de Deportes Vista Alegre | TONI BLANCO

Directo y sincero, como fue siempre. Sin dobleces. Rafa Muñoz (Córdoba, 1988), el mejor competidor que ha dado la natación española, compartió experiencias, confidencias y consejos con los jóvenes del Navial. En la que siempre fue su casa, más allá de los avatares de la vida y de una trayectoria deportiva de altísima intensidad, el cordobés se mostró a gusto al lado de chavales que sueñan con emular a quien para ellos representa un ídolo. Muñoz es una de las presencias estelares en los actos de celebración del vigésimoquinto aniversario del club cordobés, una referencia en su deporte y una escuela de valores. Así lo recalcó su presidenta, Celia García-Pantaleón, en el arranque oficial de los actos el pasado martes en el Centro de Visitantes de Córdoba. El clinic de Muñoz es uno de los episodios iniciales de un extenso programa que se extenderá durante los próximos meses.

Rafa Muñoz, récordman mundial en los 50 mariposa desde el año 2009, es uno de los deportistas más importantes de España en su disciplina. También tiene en su palmarés dos oros europeos (Budapest 2010 y Debrecen 2012), así como otro en piscina corta (Chartres 2012). En Roma 2009 logró dos bronces en el Campeonato del Mundo, uno en su prueba predilecta y otro en 100 mariposa, la competición en la que también consiguió ser un nombre referencial en el panorama español e internacional. Junto a otros nadadores que también sobresalieron en campeonatos internacionales absolutos -como Belén Domenech, Paula Camino o Conchi Badillo-, Muñoz es un icono en el Navial y en el deporte cordobés.

El mundialista y olímpico cordobés explicó a los más jóvenes qué hay detrás del éxito de las medallas, insistiendo en el sacrificio que requiere el deporte de élite. Desde su experiencia les animó a disfrutar de la natación y a centrarse en mejorar día a día, sin olvidar los estudios. Tras la charla no faltaron los selfies, las bromas y el paseo de las medallas que un día lucieron encima de un podio bajo los sones del himno nacional y que esta vez, en la piscina de Vista Alegre, tintineaban entre las manos infantiles como si fueran un juguete. Muñoz sonreía al lado de los suyos, entendiendo su entusiasmo. Al fin y al cabo, todo comienza como un juego.

Etiquetas
stats