Mejor pero peor atrás

Aythami, antes del duelo con el Almería | ÁLEX GALLEGOS

La más grande de las alegrías es la victoria. No cabe duda. Pero ésta se produce al fin en Liga gracias a otra buena nueva. Se trata del cerrojazo a su portería. El Córdoba logra dejar de nuevo a cero su contador de goles en contra en un partido de Segunda A. Un hecho que no lograra desde la cuarta jornada del campeonato liguero ante el Alcorcón. Por tanto, el equipo que dirige José Ramón Sandoval mejora a nivel defensivo tras su tercer desastre como visitante -en Granada (4-2)-. Sin embargo, el avance no permite a los blanquiverdes ceder el cartel de equipo más goleado de la categoría, con el que sigue aun después de su evolución ante el Almería. La preocupación, con todo, no es ésta si no la situación en que está la zaga califal una vez disputado el choque con el cuadro rojiblanco. Porque la línea de retaguardia queda en cuadro con motivo de la expulsión de Aythami en el más reciente partido. Y la sanción para el canario puede ser de en torno a cuatro duelos. Su baja se suma a la del lesionado Jesús Valentín.

Los problemas crecen para Sandoval al tiempo que acaba con el principal: la falta de triunfos. Mientras saborea los primeros tres puntos obtenidos de una tacada, el técnico empieza a pensar en la reestructuración de su equipo. Esta circunstancia se da quizá en el momento menos adecuado, pues el Córdoba afronta ahora una serie de duelos de gran dificultad. Sin ir más lejos, el próximo sábado (16:00) visita al Osasuna. Para este encuentro en El Sadar el madrileño no va a poder contar con dos hombres de peso en el vestuario. Uno de ellos es precisamente Aythami, quien se enfrenta a un duro castigo por el motivo de la roja directa que vio ante el Almería. El central canario fue expulsado por “morder a un adversario estando el juego detenido” según anotó en su acta el árbitro del encuentro, Moreno Aragón.

Una sanción de entre cuatro y diez partidos puede caer para el zaguero en caso de no ser atendidas las alegaciones del Córdoba. De esta forma, Sandoval va a tener que recomponer el sistema defensivo ante el Osasuna con la entrada de Luis Muñoz. El malagueño debutó en Liga precisamente ante el Almería, un estreno que vino causado por la ausencia por lesión de Jesús Valentín. El defensor canario ha de estar al menos una semana más de baja, por lo que la zaga queda únicamente con dos efectivos para el choque en tierras navarras. Probablemente también para el siguiente encuentro oficial, éste de Copa del Rey ante el Elche. Así, el preparador de Humanes también se ve obligado a barajar la opción de tener en la recámara las balas de de Fernández, Álex Vallejo o Bambock para el eje central de la zaga en caso de ser necesario.

El contratiempo llega cuando el conjunto blanquiverde logró frenar su sangría de goles en contra. Éste fue el primer paso para reconducir la situación del equipo y, además, para tratar de quitarse de encima en un futuro inmediato el cartel de equipo con más fragilidad defensiva de la categoría. La cifra de 18 tantos encajados es todavía la más amplia de Segunda A, dado que los rivales que más reciben están con cinco menos en su casillero. Son el Extremadura y el Nàstic de Tarragona, que tras ver su portería batida en una ocasión en ambos casos esta última jornada tienen 13 dianas en contra. El camino hacia la mejora defensiva debe continuar con adversidades añadidas.

Etiquetas
stats