“A lo mejor nos creímos más buenos de lo que somos”

Crespo, en un entrenamiento en El Arcángel. | MADERO CUBERO
Crespo no da por cerrada la campaña y recuerda que “aún quedan siete partidos” | “Entras en una espiral negativa y muchos se desaniman”, apunta sobre el estado anímico del equipo

Entre la esperanza de las matemáticas y la idea de que el final ya está escrito. En esa doble visión se encuentra en la actualidad el Córdoba, después de que su presidente, Carlos González, y su vicepresidente, Javier Jiménez, aseguraran los últimos días que toca comenzar a planificar la próxima temporada. En Segunda A. Sin embargo, dentro del equipo aún no se da por cerrada la campaña, por mucho que se asuma que la permanencia sería casi cuestión de milagro. En ese sentido se expresó este jueves en sala de prensa José Ángel Crespo, quien invitó a dar la cara hasta el último encuentro. “En el vestuario tenemos claro que aún nos quedan siete partidos y que nos queda mucho por jugar. Está claro que se ha complicado todo”, indicó cuando se le preguntó por las declaraciones del dueño de la entidad. Al respecto, añadió que “es el club el que tiene que pensar en el planteamiento del próximo año y son ellos los que tienen que valorar las opciones”.

Lo cierto es que el conjunto blanquiverde tiene ya más de un pie metido en Segunda A y que la sensación tras el duelo con el Elche es de que está descendido virtualmente. El cuadro califal es último, a nueve puntos de la salvación, y acumula 12 jornadas sin ganar. ¿Realmente existe tanta diferencia con el resto de conjuntos de Primera? “Si la clasificación lo indica, seremos tan malos. A lo mejor nos hemos creído más buenos de lo que éramos y no es así”, respondió de manera clara Crespo, que con todo quiso recordar que el equipo hizo “muy buenos partidos” y que “con ningún equipo se perdió con resultado abultado”. Salvo casos como los del Barcelona, el Sevilla o el Valencia, claro está y lo tuvo. De nuevo se habló, en ese sentido, del duelo con el Real Madrid, que en su última comparecencia entendió el sevillano había tenido un peso importante en una crisis que se prolongó por otras razones. “Creo que después se entró en una dinámica negativa, que es en la que estamos ahora, y la gente no ha sido capaz de sacar cabeza. Llega el momento en el que muchos se desaniman y a lo mejor tiran la toalla. Entras en una espiral que no nos ha ayudado en nada”, expuso para insistir en que “quedan aún siete partidos” y que personalmente dará “hasta el último todo” lo que tiene.

Con esa explicación continuó después al ser cuestionado por quién había bajado los brazos. “No es tirar la toalla, pero sí desanimarse al ver los resultados negativos. Hay gente que está más acostumbrada a ganar, a estar en otros equipos mejores. Es distinto de los que venimos de luchar siempre y sabiendo que esto es complicado y muy largo”, señaló. Precisamente Crespo es uno de los futbolistas cuyo compromiso no se ha puesto en tela de juicio por parte de la afición, de la que afirmó no tener “ninguna queja”. “Me tratan genial y en ese aspecto no tengo ningún problema, pero al final lo que cuenta es el objetivo colectivo”, apuntó antes de agregar que “está claro que la gente está dolida” y que el equipo intentará “dar la cara como se merece el club en los últimos partidos”. También ante las posibles suspicacias que se puedan levantar en torno a la profesionalidad de los jugadores. En ese sentido, al zaguero le parece correcto que la Liga de Fútbol Profesional mantenga reuniones con las plantillas, como la que tendrá esta tarde con el vestuario del Córdoba, para informar sobre el asunto de compra y venta de partidos. “Personalmente me parece bien, por si hay alguno que no esté enterado de la historia o las dudas que pueda tener. Pero somos profesionales ante todo y eso hay que tenerlo claro que no se puede hacer”, declaró al respecto.

Etiquetas
stats