Al máximo, bajo mínímos

Entrenamiento del Córdoba CF en la Ciudad Deportiva | MADERO CUBERO

Sudaron el jornal los futbolistas del Córdoba en su retorno al hogar. Por la temperatura -ya se rozan los 40- pero también por el nivel de intensidad que imprimió Francisco Rodríguez, un entrenador que está lidiando con una situación inesperada para él. Ya lo dejó claro en Portonovo después del amistoso ante el Celta. El equipo tiene carencias y reclama la llegada de fichajes, una cuestión que a día de hoy está en manos de otros. Principalmente de Berges -que desde su cargo de director deportivo maneja la agenda de opciones- y de León, el presidente, que negocia vías de ingresos -traspaso renegociado de Guardiola al Getafe y patrocinios, principalmente- para abrir el límite salarial y poder acometer la llegada de refuerzos. Mientras estos llegan o no, el míster trabaja con lo que tiene. Y lo hace a fondo. Después de un par de días de descanso tras el stage en Segovia y el partido en Pontevedra, el almeriense dio la bienvenida a sus hombres con una práctica exigente.

Se mantuvo al margen Edu Ramos, que se recupera de la lesión de tobillo que sufrió en el inicio de la pretemporada y que le impidió jugar el único amistoso. El pivote malagueño siguió una tanda de ejercicios específicos bajo la vigilancia del preparador físico Javi Poveda. El resto se empleó con el entusiasmo típico de las pretemporadas que se abordan con un entrenador nuevo: todo el mundo quiere hacer méritos para contar cuando llegue la competición. En el caso del Córdoba, la situación adquiere un matiz muy especial: las circunstancias del club, con el cupo de fichajes muy limitado, hacen que se abra una segunda oportunidad para futbolistas que no habían contado en el pasado o que incluso tenían un pie en la puerta de salida.

Un centenar de aficionados se dio cita en la instalación del Camino Carbonell para ver de cerca a los suyos. Desde el glorioso partido ante el Sporting, apenas habían tenido dos o tres oportunidades para tener frente a frente a los jugadores blanquiverdes. En apenas 48 horas volverán a marcharse, esta vez a Jerez. En el foco estaban situados hombres como Javi Galán y Álvaro Aguado, que están en el escaparate. El club podría aceptar ofertas por ellos, aunque eso rebajaría el potencial de un equipo que, con su actual estructura, es válido para competir con decoro siempre y cuando lleguen piezas fundamentales. Berges busca un lateral izquierdo y al menos dos delanteros de buen rango.

El trabajo seguirá este miércoles con una doble sesión (9:00 y 19:30), con otra más en la matinal del jueves antes de partir hacia la localidad gaditana de Jerez de la Frontera. El club confirmó oficialmente este martes que realizará una concentración en el Hotel Barceló Montecastillo, un lugar conocido por la mayor parte de los jugadores ya que allí estuvieron preparándose durante el pasado mes de febrero, después de afrontar una revolución de fichajes en el mercado de invierno. El equipo de Francisco tiene confirmado un partido en la noche del viernes (21:00) ante el Atlético Sanluqueño, de Segunda B. También jugará otro el domingo antes de emprender el retorno a Córdoba, ya con la Liga a tres semanas vista. Su comienzo será inédito: dos partidos seguidos en El Arcángel, ante Numancia y Oviedo. Pero eso será otra historia.

Etiquetas
stats