Mano de santo

Arturo López trata de pasar el balón ante el Melilla | TONI BLANCO

Lo han vuelto a dejar claro. No van a rendirse sin luchar. Los adversarios resoplan cuando saben que en su camino se cruza el Yosiquesé, la versión sénior del Cordobasket, un club nacido hace una década en el patio de un colegio que está llevando hasta las últimas consecuencias un ideario a contraestilo en la Liga EBA, una categoría poblada por equipos cargados de veteranos y extranjeros. Un triple sobre la bocina de Ángel Vázquez selló un triunfo sensacional (78-76) y envió un mensaje. O más bien un recordatorio. Con diez de las doce fichas ocupadas por cordobeses, con un promedio de edad en torno a los 20 años, el equipo verde se ha colocado a una sola victoria de clasificarse para la final de la Liga EBA y asegurarse con ello un puesto en la próxima fase de ascenso a LEB Plata. Deberá ganar en Melilla, una empresa nada fácil. Los norteafricanos ya vencieron dos veces en la temporada a los de Rafa Sanz, aunque siempre por distancias cortas. Esta vez, en el duelo más exigente, el Yosiquesé golpeó duro. Los rostros de los jugadores visitantes reflejaban la frustración tras el esfuerzo baldío ante un indómito Yosiquesé, que hizo enloquecer al millar de espectadores que acudieron al Palacio de Deportes Vista Alegre. La vuelta será el 22 de abril en el Pabellón Guillermo García Pezzi de Melilla. Alli defenderá el Yosiquesé su renta de dos puntos para entrar en el Top 16 nacional.

El pleito, como ya se vislumbraba, fue de alto voltaje. Acciones al límite, imprecisiones, presión a los árbitros, calentura en la grada... Puro aroma de play off. Al Yosiquesé ya lo conocen bien. Pero saber cuáles son sus armas no garantiza que el adversario sea capaz de neutralizarlas. Rod Gonçalves es el motor del grupo. Si él está bien, todo fluye. En la impetuosa salida del Yosiquesé (16-11) tuvo mucho que ver el pívot brasileño, que las metió desde todos lados. Al speaker se le agotaban los apelativos - el Rey, la Roca, la Bestia...- cada vez que el de Sao Paulo intervenía para anotar. El Melilla aprovechó la primera ausencia de Rod para cargar su juego interior con Diop y Javi González, marcando un parcial de 2-12 que le llevó al final del primer cuarto con ventaja (21-25).

El inicio del segundo periodo fue eléctrico. Arturo López andaba fino en el triple (terminó con 4/6) y Rod podía con todos. La ausencia por lesión de Rafa Blanco y Ángel López, los dos pívots habituales en las rotaciones de Sanz, la suplieron con tremendo arrojo los jóvenes Joselito Gutiérrez, Adolfo Vega y un inconmensurable Javi Sánchez, un valor de la cantera del Cordobasket que entendió perfectamente que estaba jugando el que que posiblemente fuera el partido más importante de su carrera en un club en el que entró siendo un chiquillo. Actuó en posiciones interiores defendiendo a jugadores que le superaban claramente en físico, pero no en garra. El entusiasmo de Sánchez contagió a sus compañeros en momentos delicados. Aunque ahí, cuando la bola quemaba, se dejó sentir la sangre caliente de Carlos García y Ángel Vázquez. Ambos están llegando el momento crucial de la temporada en un estado sobresaliente. Se les nota el hambre por progresar.

Con un parcial de 12-2 en el segundo cuarto, el Yosiquesé alcanzó su mayor ventaja (33-27), aunque la respuesta melillense fue contundente. Con Joe Graessle muy acertado en el tiro y González imponiendo su altura cerca del aro (9/12 en tiros de dos), el equipo visitante anotó un 7-20 que generó inquietud en el Yosiquesé, que veía como algunos de sus jugadores clave se cargaban de faltas. En pleno desconcierto, el árbitro Aragonés castigó con una técnica al banquillo local. El Melilla disfrutaba en esos instantes de su mayor renta (40-47). Quedaban 20 segundos. Los cordobeses emocionaron al público con una reacción brillante: 8-0, con dos triples de Arturo, y ventaja en el intermedio (48-47).

En todo el segundo tiempo, nadie fue capaz de romper el equilibrio. Con una defensa fuerte, el Yosiquesé ahogó a un Melilla que tiró del talento individual del tirador Graessle y del poder físico de Javi González para mantenerse vivo, ante la pobre aportación del estadounidense Cameron Lane. Los de Sanz no bajaron el pistón. El Melilla buscó aplacar el juego y alargar las posesiones, pero el Yosiquesé alocó el partido y se arriesgó al máximo. Los locales tuvieron 17 pérdidas de balón y lanzaron a canasta mucho más que su rival (74 por 50 tiros de campo). Encontraron más argumentos en ataque y terminaron llevando el partido hacia un desenlace incierto. Un arreón del Yosiquesé en el arranque del último cuarto, iniciado por Javi Sánchez con varias acciones rentables, devolvió cinco puntos (69-64), pero apenas duró un suspiro. En los últimos cinco minutos, el marcador se movió en un péndulo.

Un triple de Philip Holms puso un 70-74 a falta de 40 segundos. A partir de ahí llegó un triple del maleno Carlos García, un robo de balón, una canasta de Joselito Gutiérrez marcándose un paso de baile excelente bajo el aro y una ventaja de uno (75-74) a diez segundos. Aquello no había terminado. El ataque melillense acabó con una canasta que el árbitro concedió porque se tocó la red en un lanzamiento de Javi González. Iban 75-76 y faltaban 4.4. Tras el tiempo muerto de Sanz, sucedió. Ángel Vázquez puso el colofón a una actuación colosal con un triple que enloqueció al graderío y coloca al Yosiquesé a una victoria de la final.

https://twitter.com/yosiquesebasket/status/850768293447294977

FICHA TÉCNICA

YOSIQUESÉ, 78 (21+27+17+13): Ángel Vázquez (13), Arturo López (14), José Manuel Gutiérrez (6), Carlos García (7), Rod Gonçalves (23) -cinco inicial-, Adolfo Vega (8), Javi Sánchez (4), Ángel González Villatoro (3), Juanjo López (-), Adrián Sánchez (-), Carlos Serrano (-) y Paco Carbonero (-).

CAM ENRIQUE SOLER MELILLA, 76 (25+22+17+12): Phillip Holms (12), Álvaro García (0), José Martínez (2), Joe Graessle (17), Javier González (24) -cinco inicial-, Miguel Ramírez (8), Mouhamaddou Diop (5), Wasim El Otmani (0) y Cameron Lane (8).

ÁRBITROS: Aragonés y García. Eliminado por cinco personales: Diop.

INCIDENCIAS: Partido de ida de las semifinales por el título del grupo D de la Liga EBA, clasificatorio para la fase de ascenso a la LEB Plata, disputado en el Palacio Municipal de Deportes Vista Alegre ante unos mil espectadores. En la grada estuvieron representantes del grupo de animación Incondicionales, del Córdoba CF, que se dejaron sentir con su bombo. Durante el partido se rindió un homenaje al equipo de Los Atómicos por la conquista del título de campeones de Andalucía en un torneo de power chair (fútbol en silla de ruedas mecanizada).

Etiquetas
stats