Luso, desencanto y rabia: “No bajaremos los brazos”

Luso Delgado habla con Albert Ferrer durante el Córdoba-Málaga | MADERO CUBERO
El vestuario, afectado por otro resultado decepcionante | Luso, el capitán, asegura que están “a muerte con Ferrer”

Le tocó salir de nuevo como titular. También lució el brazalete de capitán del Córdoba. Luso Delgado padeció en carne propia otra noche decepcionante del equipo blanquiverde, que engarzó la octava jornada sin conseguir la victoria en su estreno en Primera División. ¿Sensaciones? Las peores. El Málaga pasó por encima de los blanquiverdes en El Arcángel, que asistió con la mejor cara posible a un espectáculo frustrante. “Sí, hay que dar la cara, hay que ser conscientes de que no ha sido nuestro mejor partido, hay que ser autocríticos y saber que teníamos una opción buena de conseguir la primera victoria y no ha sido así”, admitió en la zona mixta el medio aragonés. “El equipo es cierto que tenía marcado en el calendario el partido desde hace 15 días, pero hoy no se ha visto la mejor cara y hemos caído un poco en la trampa del Málaga”, reconoció.

El análisis de Luso es casi calcado al que expuso ante los periodistas Albert Ferrer, cuya posición como máximo responsable del grupo vuelve a quedar en entredicho. ¿Qué puede pasar en los próximos días? Luso no se pronuncia: “No lo sé, eso ya son cosas del club. Nosotros lo único que podemos decir es que estamos con él a muerte, que confiamos en él y que creemos que lo podemos sacar todos juntos. Hace 15 días, después del empate en Getafe, hablamos las cosas, todo en plan constructivo para mejorar. Creo que se han mejorado bastantes cosas, aunque hoy quizá no se ha podido apreciar”.

Para Luso, es necesario elevar el nivel de autocrítica en el grupo. “Hemos intentado ser más valientes en la presión, no dejarles salir desde atrás. Sí que es verdad que ellos han optado por los balones largos y nos han creado quizá más peligro que cuando nos metemos atrás esperando al rival, pero creo que ajustando varias cosas y siendo más contundentes, porque creo que no hemos sido todo lo contundentes que debíamos ser, pues se puede mejorar mucho”, explica el mediocentro, que apunta una receta para salir adelante. “Creo que la manera aquí en casa es no dejar jugar al rival e intentar llevar siempre nosotros el peso del partido, que creo que lo hemos intentado. Hemos intentado salir desde atrás jugando. Es cierto que el 4-4-2 que tenía planteado el Málaga, igual que el Sevilla, es muy difícil de pasar y hay que estar muy precisos. A raíz de los goles en contra, quizá no hemos estado nada precisos y nos ha costado un poco mentalmente”.

¿Qué se puede hacer a partir de ahora? “Está claro que cuando ganas en casa todo va con inercia y todo va rodado. Ahora tenemos que saber de dónde venimos y hay que salir a morder en el siguiente, porque sabemos que tenemos que puntuar en casa”. Para la afición sólo tiene palabras de elogio y comprensión de su enfado. “Está claro, son ocho partidos en los que no se ha ganado. La gente tenía mucha ilusión en entrar con buen pie en la Primera División y van pasando las jornadas. Sí que es verdad que hemos competido con muchos equipos, que hemos sacado empates valiosos, pero hoy no ha sido nuestro día y es normal que la afición lo demuestre. Desde aquí decirles que queda mucho, que estén con nosotros, que desde luego nos vamos a dejar los cuernos y no vamos a bajar los brazos”.

Etiquetas
stats