Las llaves están en El Arcángel

Rodri celebra un gol en El Arcángel ante el Lugo | MADERO CUBERO

El Córdoba puede colocarse la próxima jornada en zona de play off. Así como suena. Después de una racha de nueve partidos sin vencer, la destitución de Oltra y la llegada de Carrión, el equipo blanquiverde logró la semana pasada sobrevivir a la primera situación de verdadero riesgo -no irreversible, pero sí feísima: tocar los puestos de descenso a Segunda B- con una convincente victoria en Reus. Esto es Segunda y la ruleta de las oportunidades no se termina nunca. Eso lo saben bien todos los vecinos de esta equilibrada categoría. Como también entienden que es fundamental construir las opciones al calor del hogar. El Córdoba-Cádiz del próximo domingo (16:00) no es una cita cualquiera. Los amarillos llegan crecidísimos, después de golear al Zaragoza (3-0) y en la mejor posición de la última década: van sextos. Los de Carrión tienen un buen examen.

Lejos de casa, solo hay uno mejor que el Córdoba. Fuera de ella, solo uno peor. Con el triunfo en Reus (1-2), los blanquiverdes suman un total de 11 puntos lejos de El Arcángel. Igual que Girona, Lugo y Reus. La cosecha la supera únicamente el líder Levante (14). El Córdoba es, además, el que menos partidos perdió fuera: dos (Huesca y Almería). Ahí solo le iguala el Lugo.

Las dificultades llegan en un estadio que sigue situado en lo más alto del ranking de ocupación de espectadores y que ha alcanzado fama en toda España por la fidelidad de los seguidores. Los resultados son otra cosa. Una paradoja blanquiverde más. El último curso en el que el Córdoba fue auténticamente fuerte en casa se sitúa en la Liga 11-12, la que tuvo a Paco Jémez en el banquillo. El equipo solamente perdió un partido en El Arcángel -ante el Deportivo de Oltra, que terminó ascendiendo como campeón y récord histórico de puntos en Segunda- y terminó eliminado en la semifinal del play off por el Valladolid de Djukic. Desde entonces, actuar ante los propios se ha atragantado. Dejando fuera el desastre de Primera -una sola victoria casera en toda la temporada, ante el Granada-, el Córdoba, el equipo lleva varios cursos dando bandazos ante su gente. En la pasada temporada, después de una gran primera vuelta -globalmente, la mejor de su historia en Segunda-, se desfondó y el declive se apreció especialmente en El Arcángel. Una racha de cinco derrotas seguidas dejó al Córdoba sin opciones de ascenso.

En la presente temporada, el Córdoba ha conseguido 11 puntos en casa, donde ha ganado tres de sus ocho encuentros (dos empates y tres derrotas). Solamente hay un equipo que ha sumado menos como anfitrión: el UCAM Murcia (9), que está en puesto de descenso. En casa, con Oltra, el Córdoba marcó 9 goles -los mismos que el colista Nástic- y encajó 10. En este aspecto, solo tienen un balance más negativo el Elche (11), el UCAM (12) y el Mirandés (13), los dos últimos en plazas de descenso. En resumidas cuentas, que el Córdoba está describiendo una trayectoria de ascenso lejos de El Arcángel y de descenso en su casa. Le llega la hora de compensar y cuadrar números.

Etiquetas
stats